lunes , septiembre 16 2019
Inicio / I+D+i / Democratizar la historia a través de imágenes

Democratizar la historia a través de imágenes

Enterreno

Todo partió con una cuenta de Twitter para subir fotografías antiguas y de paisajes chilenos a cargo de 2 jóvenes arquitectos chilenos. A partir de esa idea, desarrollaron una plataforma para compartir tomas, georreferenciarlas y comentarlas. Y les ha ido bien: hoy tienen más de 130 mil seguidores en distintas redes sociales y un plan para convertirse en el archivo fotográfico más grande del mundo.

En 2012, cuando Felipe Bengoa y Nicolás Fernández eran estudiantes de Arquitectura en la Universidad del Desarrollo, comenzaron a subir fotos antiguas y de paisajes chilenos a una cuenta en Twitter (@EnterrenoChile). Era un hobby y les iba bien, pero transcurridos 2 años, al sumarse a Instagram y Facebook, el tema se disparó. Así nacía Enterreno

Por escalar su proyecto, en 2015 -año en el que se titularon- desarrollaron un portal web (www.enterreno.cl). Con 15 mil visitas mensuales, el sitio empezó a ser poblado con archivos fotográficos familiares que comenzaron a enviarles desde todo el país y que hasta entonces permanecían inéditos. También con imágenes recopiladas en el persa o en sus propias familias. Hoy reciben cerca de 2.000 fotos mensuales, de personas que colaboran con el sitio a cambio de digitalización gratuita.

“En 2016 decidimos trabajar ya 100% en Enterreno, con oficina, haciendo todo el sacrificio que eso conlleva también, de no tener ingresos y empezar a invertir en él”, cuenta Felipe Bengoa. Y el esfuerzo rindió frutos, porque en octubre pasado la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech) lo reconoció como el Emprendedor del Año.

Actualmente, su sitio web se está convirtiendo en una plataforma colaborativa. “Esto nace de la misión que tenemos de democratizar esta información histórica”, dice Bengoa, y agrega que “nos dimos cuenta de que la colaboración de la gente es mucho más importante que el trabajo que estamos haciendo desde hace 3 años, de recopilar y agregar información a las fotos”.

La nueva plataforma permitirá a los usuarios subir sus imágenes y editar la información de cualquiera que haya sido subida, al estilo Wikipedia. También contará con un mapa para geolocalizar las fotos, para saber, por ejemplo, qué lugares fueron los más fotografiados en determinados momentos históricos, dato clave para otro proyecto que tienen en mente: reconstruir esféricamente esas zonas e insertar en ellas tecnologías sensoriales como realidad aumentada. Una especie de máquina del tiempo.

Por el momento, están trabajando en una aplicación con foco turístico, que busca presentar circuitos a través de la ciudad, para que los usuarios recorran y puedan escanear con sus teléfonos, lugares identificados con fotos históricas. “Una suerte de desafío urbano”, señala Felipe Bengoa. El proyecto es uno de los 15 finalistas de AULAB, plataforma del Laboratorio de Gobierno del Ministerio de Economía. Ganar les permitiría obtener $40 millones de los $60 millones que ellos calculan como el costo total del proyecto.

Mientras, están en conversaciones con instituciones y empresas para acceder a mejores equipos de escaneo de imágenes y para conseguir financiamiento mediante la inclusión de sus marcas dentro de las rutas de la aplicación.

Felipe Bengoa y Nicolas Fernandez, creadores de Enterreno.

En paralelo, están levantando información en Argentina, Colombia y México. “Dentro de nuestros desafíos para 2017 está hacer esto global, darle un giro a esta visión localista que tenemos hasta el momento”, explica Nicolás Fernández. “Esta página web, como herramienta, sirve para todo el mundo. Y nosotros hablamos del mundo, no de Chile”, concluye.

Comments

comments

Vea también

iniciativas para el calentamiento global

Iniciativas chilenas para combatir el cambio climático

«Se quema el Amazonas». Con titulares como este, los principales medios del mundo informan sobre …