miércoles , mayo 22 2019
Inicio / Inversiones y Patrimonio / ¿Por qué Chile ha dejado de crecer?

¿Por qué Chile ha dejado de crecer?

¿Chile ha dejado de crecer? Pues si, según los últimos datos del Banco Central de Chile, el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para este año estaría en un rango de entre un 3% y un 4%, por debajo de las expectativas que esperaba el Gobierno.

Estos números son una mala noticia para nuestra economía. Y es que -recordemos- durante el primer gobierno de Sebastián Piñera el país creció a un ritmo del 5,3 % anual.

Por eso, a través tres expertos analizaremos las causas por las que Chile ha dejado de crecer y, lo más importante, las soluciones para mejorar.

Efecto del cobre

En un mundo globalizado, es imposible no hablar de factores externos como la guerra comercial entre China y Estados Unidos, la baja de los precios de las materias primas, la incertidumbre frente al Brexit o la desaceleración de las grandes potencias europeas.

Sin embargo, una de las realidades que debemos enfrentar como economía, es aceptar que el periodo de crecimiento económico impulsado por el cobre en los 90’ terminó.

Según Arturo Curtze, analista senior de la Consultora Alfredo Cruz y Cía, para explicar porqué Chile ha dejado de crecer, se hace indispensable analizar el menor dinamismo del cobre.

“En 1990 la producción anual de cobre en Chile era de 1.588,4 millones de toneladas y en 2010 fue de 5.418,9 millones de toneladas, vale decir en 15 años la producción aumento en un 240%, a razón de un 16%.” Explica Curtze.

En otras palabras, fue este crecimiento del PIB minero de un 16% anual el que nos permitió crecer a tasa anual sobre el 6%.

Asimismo, Curtze aclara que desde esa fecha, la producción minera se ha mantenido constante, tal vez con un peak del orden de 5.800 millones de toneladas.

“El sector ha dejado de crecer, básicamente por mayores restricciones medio ambientales como también como por menor disponibilidad de agua y acceso a energías cada vez más caras.”

Con esto en consideración, el analista explica que es muy difícil que Chile pueda volver a crecer a tasas sobre el 6,0%.

“Estamos limitados a tasas de crecimiento del orden del 3,50% – 4,0% , salvo que se decida desarrollar o potenciar una mayor industria de valor agregado, dejando la dependencia como exportador de materias primas”, explica Curtze.

Falta de expectativas empresariales

Teniendo en consideración que los ritmos de crecimiento del cobre y su aporte al crecimiento de nuestra economía no tendrá el protagonismo de años anteriores, también detectamos otras variables que tienen que ver con las expectativas de algunos sectores económicos.

Para el economista de la Universidad de Chile Alejandro Alarcón, la explicación fundamental sería la falta de expectativas de los empresarios, que se han ido deteriorando desde el año pasado.

Esto motivado por la baja inversión en construcción, un sector clave para la inversión bruta en capital fijo.

También incluye el estancamiento de la masa salarial, es decir, no se están creando empleos nuevos ni se ha producido una mejora en los salarios.

Por último, destaca el negativo legado de las medidas de Bachelet, que redujeron la inversión por cuatro años, y el mal clima político actual, donde una parte de la oposición le niega las reformas a Piñera, lo que afecta a los empresarios y explica que Chile haya dejado de crecer.

Problema de institucionalidad

Otra variable que podría explicar porqué Chile ha dejado de crecer la plantea el economista de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI), Jorge González.

Coincide en que Bachelet es una figura clave para explicar el frenazo en la inversión y que el bajo crecimiento se debe más a causas nacionales que internacionales.

Sin embargo para él, el principal problema es la institucionalidad, concretamente la de los bienes públicos, que se resuelven todos a nivel central, cuando muchos no deberían.

Por ejemplo, la reciente decisión de intervenir el río Aconcagua tuvo que pasar por el Gobierno.

Por eso, cree que lo más urgente que debemos hacer es reformar el estado.

Las comunidades, comunas y regiones no tienen presupuesto propio, no se pueden endeudar o fijar políticas de desarrollo específicas para su zona, lo que explica que Chile no pueda crecer.

Para eso, se debería crear una ley de rentas regionales que les otorgue el máximo de facultades. Si no, el próximo año, con las elecciones de gobernadores, nos vamos a encontrar que llegamos tarde a las tareas que deberíamos estar haciendo ahora.

Necesidad de reformas

A esta reforma del Estado para fomentar la descentralización, el economista Alejandro Alarcón añade otras mejoras para potenciar el crecimiento. La primera es la reforma tributaria, donde debería aprobarse un sistema integrado.

Esto supondría una señal muy positiva para los empresarios chilenos, más allá de la ideología, y favorecería enormemente a la inversión. También destaca la importancia de la reforma laboral planteada por Piñera, que le dará mayor flexibilidad al mercado laboral.

Para él esta ley beneficiaría, sobre todo, a la masa femenina. En Chile existen muchas mujeres jefas de hogar que deben ocuparse de sus hijos, por eso este anuncio es una buena noticia al permitirles aumentar sus posibilidades de empleo.

Como hemos visto, las principales razones por las que Chile ha dejado de crecer son de carácter nacional, por lo que la solución está en manos del Gobierno y de la oposición, que debe dejarle realizar estas reformas. Nuestro país, aunque esté mejor que muchos de la región, sigue muy atrasado en comparación al resto de países de la OCDE.

Comments

comments

Vea también

Adara Academy y la penetración de Criptomonedas y Blockchain en Chile

Las criptomonedas llegaron para quedarse. Para bien o para mal, eso dependerá del uso que …