miércoles , noviembre 14 2018
Inicio / Mi lado V / Roberto Fantuzzi: “El país está dividido en dos, y esto no es nada bueno”

Roberto Fantuzzi: “El país está dividido en dos, y esto no es nada bueno”

El carismático empresario, presidente de la Asociación de Exportadores de Manufacturas y Servicios (Asexma), Roberto Fantuzzi, es conocido por todas las familias chilenas por las famosas “ollas Fantuzzi”, presentes en la mayor parte de las cocinas del país.

Fantuzzi, a diferencia de sus pares, considera que el gobierno de Bachelet “va a ser reconocido a futuro por los grandes cambios que hizo”.

También hizo especial hincapié en la importancia de la gratuidad universal en la educación ya que, según recordó, él estudió Ingeniería Comercial en la Universidad de Chile sin costo alguno, y este es uno de sus mayores orgullos.

Actualmente, director de la Fundación para el Desarrollo Sostenible (FUNDES) y del Instituto Chileno de la Innovación y Emprendimiento de la Universidad Autónoma de Chile (INNOVARSE), se caracteriza por su gran labor social y su fomento al emprendimiento.

Para él el mundo empresarial debe poner más el acento en la Responsabilidad Social de la Empresa, “no debemos hacer gárgaras con el término y, al final, efectivamente no hacer mucho.”

Acabando el gobierno de Bachelet un gran número de empresarios la acusan de haber desestabilizado la economía, ¿crees que las reformas eran necesarias para hacer avanzar el país? ¿cómo siente que es la situación económica actual?

Efectivamente, este gobierno va a ser reconocido a futuro por los grandes cambios que hizo, tanto tributarios, laborales, sociales, salud, etc.

Es como ver un cuadro de cerca y no guardar la distancia suficiente. A este gobierno lo debemos evaluar después de, al menos, cinco años.

Pero, a este gobierno también hay que reconocer el sufrimiento que fue, porque fue un total sufrimiento.

Eso significa que la manada del cielo que nos cae, es decir el cobre, tenía un valor bajísimo, y la verdad esto produjo un daño y una crisis interna que todavía la estamos sufriendo.

Esto es porque gran parte del crecimiento de Chile procede básicamente del precio del cobre.

Actualmente nos encontramos en el momento de la historia con mayor número de inmigrantes, ¿esto implica que los extranjeros escogen Chile por su economía solvente y estabilidad? ¿cómo crees que ha repercutido esto en el país?

Esto es, sin duda, un indicador: ¿Por qué llega esta gente a Chile? Porque suponen que nuestra situación es mejor que la de los países de origen, ¿verdad? Eso es terriblemente positivo.

Yo creo que la llegada de inmigrantes va a ser un hecho muy beneficioso de cara a futuro.

Han llegado, por ejemplo, venezolanos con preparación muy alta y esos costos para Chile son cero: la inyección la hizo Venezuela y los beneficios de ese trabajador culto y profesional va a impactar positivamente sobre nuestra economía.

¿Qué opinas sobre la tan comentada reforma educacional? ¿cuál es su visión respecto a fomentar una educación gratuita y universal?

Mira, yo estudié gratuitamente. Yo soy partidario de educación gratuita, pero es cierto que no se puede hacer en forma inmediata.

Aquí lo que está en discusión no es si es gratuita o no, sino si es un “derecho” o un “producto de mercado”. Yo soy partidario de que la educación y la salud sean un derecho.

Cuando dicen “que pague quien tiene plata” no se dan cuenta de que el que tiene plata no es el estudiante, sino el padre.

Si yo tengo algo de orgullo en mi vida es que yo me eduqué gratis y no le pedí plata a mi padre ni para los libros, me lo tenía que hacer valer por sí sólo, este es el concepto que tenemos que hacer a futuro.

A las personas de 18 años para arriba tenemos que respetarlos como ciudadanos, no porque existan una cuna de personas ricas esas van a tener que pagar su educación. Ojalá que sea gratuita al 100% para todo el mundo.

Pero igual, eso es fácil decirlo, hay que tener los recursos suficientes. Por eso si apuntamos a la gratuidad en el mediano-largo plazo va a ser terriblemente positivo.

¿Cómo ves la situación desconfianza hacia el empresariado, y qué se podría hacer para mejorar esa relación?

Esta desconfianza siempre ha existido. Sin embargo, se pronosticaba, por ejemplo, que la reforma laboral iba a provocar muchas huelgas y finalmente ha habido menos que en el proceso anterior.

Por lo tanto, la reforma no ha sido fuente de disconformidad entre empresario y trabajadores.

Lo otro, es que cuando se le pregunta al trabajador si está contento en su trabajo, la mayor parte de los chilenos contestan que sí. Pero, cuándo les hacen comentar sobre el mundo de la empresa está disconforme ¿Cómo lograr que esta respuesta sea siempre positiva? Eso no es fácil.

Hemos tenido pecados muy grandes: la colusión, las farmacias etc. Esto ha dañado enormemente la imagen del mundo empresarial. Está tan dañada que hoy día todos hablan de “emprendedores” no hablan de “empresarios”.

El mundo empresarial debe poner más el acento en la Responsabilidad Social de la Empresa: no debemos hacer gárgaras con el término y, al final, efectivamente no hacer mucho.

Ahora nosotros estamos haciendo un llamado al mundo empresarial, para que nos preocupemos de tres áreas específicas: inmigrantes, discapacitados y ex presidiarios, debemos hacer esto como institución.

¿Cómo es la situación actual de las importaciones y exportaciones y qué se debería hacer para fomentar el crecimiento de las pymes?

La gran crítica que hacemos siempre es la falta de valor agregado. Nosotros tenemos una matriz exportadora que pone el acento en los productos primarios, y con eso no vamos a resolver bajar significativamente los índices de pobreza.

La importancia de las pymes juega en dos áreas: en el rol social y en la cadena de valor.

Siempre hay que tratar de fortalecerlas, porque una pyme debilitada genera inestabilidad social y no cumple su labor en la cadena de valor.

Ahí debemos destacar el rol de la capacitación que es fundamental, especialmente para la reconversión de los trabajadores.

Sobre la Junta Anual de Asexma que se celebra el próximo martes 12, ¿cuál va a ser la temática y qué vas a querer resaltar a los empresarios este año?

Queremos utilizar una imagen de la Biblia que nos deja muchas lecciones y que en nuestras vidas empresariales tiene muchas similitudes.

También queremos hacer un reconocimiento, así con mayúsculas, a toda la gente que, de alguna manera, ha hecho a este país más grande:

A los forjadores del desarrollo de Chile: Anacleto Angelini, Jorge Yarur, Ernesto Ayala, Don Américo Simonetti…  Al rol que juegan los periodistas y que es fundamental como, por ejemplo, Raquel Correa. Y, por último, A la “economía naranja”, esto significa a la cultura, como nuestra Violeta Parra.

Para terminar. Con la segunda vuelta presidencial tan cercana, ¿cuáles son sus pronósticos y perspectivas económicas para el próximo año?

La llegada a la Moneda va a ser fotográfica, como los caballos de carreras. No se va a saber hasta muy tarde quién va a ganar porque, seguramente, van a ser centésimas de distancia lo que separe a uno del otro.

En mi opinión esto no es bueno para el país, porque demuestra que estamos divididos en dos. A veces es mejor que exista una mayoría significativa, clara y precisa. Este 50-50 es como estar a “media cancha” todo el partido.

Comments

comments

Vea también

Roberto Van Cauwelaert: “Aprendí a ordenarme entendiendo que mi pensión no va a ayudar mucho”

Roberto Van Cauwelaert comenzó en la televisión como notero en el extinto programa CQC, pasó ...