miércoles , mayo 22 2019
Inicio / Personas / ¿Cómo enfrentarnos a los trabajos del futuro?

¿Cómo enfrentarnos a los trabajos del futuro?

¿Estamos preparados para los trabajos del futuro, si el avance de la tecnología y la robotización hace temer a millones de personas que creen que acabarán quedándose sin empleo?

La automatización augura un destino trágico para miles de empleos que, probablemente, con el tiempo acabarán desapareciendo, pero…¿Son reales estos miedos o infundados? ¿Destruirá la tecnología millones de empleos o sólo los transformará? 

La cuarta revolución industrial

La ya conocida como cuarta revolución industrial se caracteriza por integrar las tecnologías en la optimización de procesos y recursos en campos como la robótica, la biotecnología, el internet de las cosas, la impresión 3D o los vehículos autónomos, entre otros.

La mayoría de los expertos coinciden en que la tecnología eliminará muchos trabajos como los conocemos hoy, pero también creará otros nuevos y, más importante, de mejor calidad.  Y es que en todas las revoluciones industriales se generaron más trabajos de los que se destruyeron.

Para la psicóloga laboral y Directora de Táctica Consultores, Karen Letelier, más que adaptarnos a las tecnologías debemos re-insertarnos a estos nuevos modelos de negocio, desarrollando las competencias necesarias para los trabajos del futuro.

“Por ejemplo, en los supermercados no existirán cajeros, pero quizás es necesario reforzar los puestos dedicados a la atención de público. Va a depender de qué valoran las personas cuando adquieren un producto o proceso”, explica la experta.

Situación del trabajo en Chile

Nuestra generación está aconteciendo a enormes cambios y estos están afectando también al panorama laboral.

Por ejemplo, en nuestro país está creciendo cada vez más la Gig Economy, que se refiere a los trabajos temporales en función de tareas o proyectos específicos.

El Presidente del Círculo Ejecutivo de Recursos Humanos de Chile, Carlos Elbo, afirma que la tecnología ha modificado la economía quitando unos puestos de trabajo por otros.

Por ejemplo, el repartidor de diarios es una especie en extinción; sin embargo, cada día crecen más los delivery como Uber Eats que no existían hace 5 años.

Para él, los grandes factores que explican los trabajos del futuro son la accesibilidad a Internet que, ahora, es barato y está en todas partes, lo que genera posibilidades que antes no teníamos.

Y es que, según la última encuesta de la Subsecretaría de Telecomunicaciones, un 87,4% de los hogares en Chile cuentan con acceso a Internet, ya sea vía fija o móvil.

También destaca el desarrollo de la inteligencia artificial, el machine learning -que elimina asistentes y analistas básicos- y, por supuesto, la robótica, que permite acabar con todos esos trabajos repetitivos o muy riesgosos que no debiéramos hacer los humanos.

Incertidumbre laboral: ¿cómo nos preparamos para los trabajos del futuro?

Según diferentes informes, como el “reporte del futuro de los empleos” presentado en el Foro Económico Mundial de Davos, el 65% de los niños que hoy empiezan la educación primaria van a trabajar en empleos que aún no existen.

Elbo recuerda un anécdota al respecto: “En 1992, asistí a un seminario internacional sobre el trabajo del futuro y conversé con un italiano experto en FIAT, quien me confesó que, mientras preparaba el seminario, revisó las predicciones de nuevos cargos que habían hecho un par de años antes y que no habían acertado en nada”.

Con esto quiere decir que si en 1992 no lograron prever cómo sucederían las cosas, con la velocidad del cambio predecir cómo serán los trabajos del futuro es todavía más difícil. El problema no es que las tecnologías muten, sino que no sabemos hacia dónde, quedando las habilidades específicas rápidamente obsoletas.

Para Letelier, la solución está en que los niños desarrollen habilidades como el análisis, la resolución de problemas, la asertividad, la tolerancia a la frustración o el autoaprendizaje.

Además de fomentar el emprendimiento, ya que las nuevas tecnologías abren la puerta a trabajos autónomos basados en estas.

En definitiva, si bien no podemos saber a ciencia cierta cuáles serán los trabajos del futuro, podemos preparar las competencias necesarias, actualizarnos cada día y no vivir atemorizados con el qué vendrá, porque, finalmente, el futuro lo construimos nosotros.

Comments

comments

Vea también

prácticas profesionales

¿Cómo funcionan las prácticas en Chile?

Realizar una práctica profesional en una empresa se torna muchas veces una de las mejores …