miércoles , noviembre 17 2021

Coaching Ejecutivo: una herramienta de productividad

Por Liliana Chahuán / Directora de Servicios Profesionales de Lee Hecht Harrison | DBM.

Los esafíos que impone el mercado en la actualidad demandan profesionales dinámicos, que adapten sus capacidades a escenarios en constante cambio. Es aquí donde el Coaching Ejecutivo cobra relevancia, como una herramienta que debiese ser considerada por quienes buscan alcanzar puestos de mayor responsabilidad.

En Lee Hecht Harrison | DBM (LHH), esta especialidad se enfoca en alinear las capacidades y habilidades de los profesionales, con los objetivos estratégicos del negocio, para convertirlos en líderes eficientes, especialmente en momentos complejos, pues los programas de coaching resuelven necesidades de crecimiento, afectan positivamente al rendimiento del ejecutivo en la empresa y crean mejoras en el desarrollo de potenciales talentos.

El proceso de coaching comienza con la alineación de los principales stakeholders para poder determinar en conjunto las áreas a desarrollar, para así potenciar y fortalecer las habilidades del ejecutivo que se encuentra en el proceso. A nivel gerencial, este tipo de mediación permite que los equipos trabajen de mejor manera, modificando el ambiente laboral, acercando a las personas, generando equipos de alto desempeño y logrando mejoras en la productividad.

Se debe tener la plena convicción que este proceso potenciará los resultados de la empresa y a los altos ejecutivos, profesionalizando los equipos, creando nuevas conductas diarias e iniciando cambios positivos. Todas estas medidas, aplicables a la alta dirección, gerentes generales y profesionales de primera línea, también se pueden destinar para incentivar a futuros talentos, quienes ya van mostrando indicios de liderazgo.

Estos programas se diferencian según los objetivos. Por ejemplo, para altos ejecutivos y directivos, el proposito es potenciar más sus aportes a la organización y conseguir un rendimiento superior frente a los constantes desafíos del negocio. En el caso de profesionales más jóvenes o líderes en nuevos roles, el Coaching Onboarding ayuda lograr una rápida alineación y calce cultural, además de generar relaciones, comunicación de mensajes y construcción de expectativas sobre los resultados.

Si se quiere utilizar como una herramienta a mediano y largo plazo, un programa de Coaching de Carrera, permite ampliar la conciencia en los impulsores de rendimiento y fomentar una nueva cultura con objetivos y planificación de acciones para lograr los nuevos pasos del desarrollo profesional.

Por todo lo anterior, como expertos en recursos humanos creemos que cualquiera sea el elegido, el coaching solo genera nuevas oportunidades, tanto a nivel de personas como de empresa.

 

Comments

comments

Vea también

El residuo es error del diseño

Por Alastair Aguilera Gómez, Director de Materialización, Sinestesia LIE, y Profesor Facultad de Arquitectura y …