viernes , agosto 5 2022

Innovación en packaging: la respuesta al consumidor consciente

Industria, academia y Estado están promoviendo trabajos colaborativos en Chile, para que el negocio de envases y embalajes, además de ser rentable, agregue valor a los productos y no afecte el medioambiente.

La producción nacional de packaging se divide así: 41% de envases plásticos; 30% de envases de papel y cartón; 12% de envases de vidrio; 12% de envases metálicos; y 5% de envases de madera, según el Centro de Envases y Embalajes de Chile (Cenem). Y aunque el plástico aún lleva la delantera, investigadores y emprendedores nacionales están buscando la forma de potenciar envoltorios más amigables con el entorno.

“Como consumidores estamos mucho más exigentes. Las cosas tienen que ser más rápidas, sustentables y baratas. El packaging debe ser de mejor calidad para que el producto también la tenga y dado que la gente es más consciente de lo que significan los desechos, exige que sean reutilizables o compostables, para no afectar al medioambiente”, afirma el director ejecutivo del Centro de Innovación y Emprendimiento (CIET) de la Universidad Adolfo Ibañez, Pablo Pastene.

Por lo mismo, las bolsas plásticas se han prohibido en varias comunas de Chile, ya que al llegar al mar afectan la vida de aves y peces. De ahí que la inversión en la industria del packaging esté despegando. “Las tendencias del consumidor son importantes y cuando las demandas se vuelven colectivas las industrias tienen que reaccionar”, señala Pastene.

Precisamente, eso es lo que busca el programa “Innovapack”, que impulsan el CIET de la UAI, la Cámara franco-chilena y Empresas Ariztía. “Queremos anticiparnos para que esa reacción sea lo más rápida posible”, dice el director ejecutivo del CIET. ¿Cómo? Buscando emprendimientos innovadores, competitivos y sustentables para el packaging de pollos y pavos, para que reciban las herramientas metodológicas que les permiten observar mejor los problemas latentes.

El valor de las redes

El programa “Innovapack” no sólo ofrece un completo programa de mentorías personalizadas, sino que también conecta a los emprendedores con la industria alimentaria mundial. De hecho, tres de ellos serán seleccionados para asistir a la International Food Exhibition, SIAL, en Paris, la feria más importante de innovación y tecnologías relacionadas con alimentos.

Según la subgerente de Ecosistemas de Emprendimiento de Corfo, Maricarmen Torres, la innovación abierta aumenta la competitividad de las empresas. “Para el emprendedor la ventaja es que tienen acceso a los mercados y pueden probar las soluciones con el cliente principal. Al emprendedor cuando recién parte le cuesta acceder a esas redes. Estas iniciativas nos permiten dar pasos mucho más avanzados para vincularnos y desarrollar soluciones en sustentabilidad”, dice.

Asimismo, la Universidad de Santiago de Chile, alberga el programa tecnológico-estratégico de desarrollo de envases y embalajes de Alimentos, Co- Inventa, también apoyado por Corfo y que cuenta con la participación del Centro de Estudios de Alimentos Saludables (CREAS) y las Universidades de Chile, Católica, Tecnológica Metropolitana y de Talca. Su misión: generar soluciones innovadoras a demandas reales del mercado e implementar una estrategia que permita tanto el empaquetamiento de nuevos productos, como el desarrollo de distintos prototipos de envases.

“Para CORFO es muy relevante apoyar el Desarrollo de innovaciones de envasado de alimentos porque esta es un área priorizada, como una de las más importantes dentro de la hoja de ruta del programa transforma alimentos”, afirma Marcela Angulo, Gerente de Desarrollo y Capacidades Tecnológicas de CORFO.

Dentro del programa se plantean múltiples líneas de trabajo centradas en el desarrollo de nuevos materiales, envases inteligentes y nuevos sistemas de envasado, entre otras directrices. Al finalizar su labor, la plataforma espera haber desarrollado 30 envases activos y/o inteligentes; 18 nuevos productos o soluciones tecnológicas en fase prototipo; y 12 en fase comercial.

Branding, estética y persuasión

Para Giorgio Baghetti, general account director de Agencia Cheil, el packaging es fundamental en el proceso de branding de una marca. Primero por su funcionalidad práctica, de proteger, conservar, transportar y contener el producto que se va a comercializar; segundo, por su función estética: diseño,  materialidad y fabricación; y, tercero, por los aspectos de persuasión o simbólicos, que responden a códigos de comunicación, donde actúan fundamentalmente el diseño, las tipografías, el uso de imágenes lifestyle que conectan y lo hacen relevante al target al cual queremos impactar.

Según el publicista una de las tendencias es la vintage, pero modernizada. “Lo que llamamos Old School. Esto rememora lo hecho a mano, ya que es simple, auténtico y le da ese toque especial al producto”, explica. Asimismo, destaca los envases pintados a mano o con escrituras a mano alzada.

Innovaciones en packaging

Siguiente Anterior
Aymapu |

Proyecto que recicla y produce papel para un packaging que incluye semillas en su interior, permitiendo plantarlo luego de ser usado.

 

 

 

Biogusto|

Fabrican envases con cáscara de arroz, de esa manera los hacen biodegradables y reciclables, incluso con versiones comestibles.

 

 

Cohex|

Packaging que mejora la conservación y calidad de la uva durante la exportación, ya que evita la proliferación de hongos y la mantiene con una hidratación óptima.

 

 

Eco1|

Envase de biomaterial compuesto de residuos de industria maderera y un hongo en su fase de crecimiento que actúa como aglomerador.

 

 

Siguiente Anterior

Comments

comments

Vea también

cómo prevenir el coronavirus

¿Cómo prevenir el Coronavirus? Crean mascarilla de cobre

¿Cómo prevenir el Coronavirus? La pandemia que ha detenido al mundo aún no tiene cura. …