miércoles , noviembre 17 2021

Salud familiar: Medicamentos de marca y genéricos

Un concepto clave para la salud familiar de todos los chilenos es comprender las diferentes clasificaciones de medicamentos, para lograr con ello reducir el gasto mensual en fármacos.

Tipos de medicamentos

En el mercado nacional encontramos cuatro tipos de medicamentos: los de marca, producidos por un laboratorio dueño de una patente, de marcas propias, producidos por laboratorios de la misma farmacia, similares, copias de los originales una vez que vence su patente y los genéricos que se venden bajo la denominación internacional del nombre del componente (DCI), independiente de si se ha aprobado su equivalencia terapéutica, y que son los más asequibles para contribuir a la economía de la salud familiar.

Los medicamentos bioequivalentes engloban a todos los genéricos y de marca que, sometidos a una serie de pruebas químicas, son intercambiables con el producto original en términos de calidad, eficacia y seguridad para el paciente receptor.

En Chile sólo existe un organismo acreditado a nivel nacional, el Centro de Investigaciones Farmacológicas y Toxicológicas (IFT) de la Universidad de Chile, que otorga certificaciones de bioequivalencia a través de estudios de medicamentos “in vivo” pudiendo realizar únicamente alrededor de dos estudios por mes.

Las tres cadenas farmacéuticas más importantes del país tienen el 90% de participación del mercado. En lo referente a la presencia de bioequivalentes genéricos encontramos que las Farmacias Salcobrand tienen un 54% del listado del Instituto de Salud Pública (ISP), Ahumada de un 32,4% y Cruz Verde de un 19,3%. Resulta ser la cadena de Farmacias del Dr. Simi la mejor para la salud familiar, al poseer una presencia de bioequivalentes genéricos de un 64%.

Mauricio Huberman Rodríguez, Presidente Colegio de Químico-Farmacéuticos y Bioquímicos de Chile, explica como muchos laboratorios defendiendo sus marcas han promocionado, ante los médicos, que los genéricos son de inferior calidad para que sigan recetando sus marcas. “La calidad certificada de los productos genéricos siempre ha sido su talón de Aquiles”.

Diferencia de precios

Recientemente el SERNAC realizó un estudio para conocer las diferencias de precios entre los medicamentos que contienen el mismo principio activo y poseen la misma eficacia y seguridad que el original, certificados por el Instituto de Salud Pública de Chile.

Las conclusiones detectadas fueron que, por la compra de una caja del medicamento original, se podrían comprar hasta 34 cajas del bioequivalente genérico. El medicamento que registró mayores diferencias fue el relacionado al principio activo “Omeprazol de 20 mg”, destinado al tratamiento de úlceras gástricas, con una diferencia de $36.361 entre el producto de marca ($37.460) y el bioequivalente genérico de Laboratorio de Chile ($1.099).

Desde el SERNAC señalan la importancia de este estudio en la salud familiar, ya que informa de las grandes diferencias de precios existentes, para que así se puedan tomar mejores decisiones de compra.

“Muchas veces los consumidores adquieren desinformadamente el bioequivalente de marca esperando ahorrar respecto del remedio de referencia, sin saber que existen alternativas genéricas más baratas. Por lo tanto, para ahorrar no sólo basta con el logo de bioequivalencia”.

Sin embargo, para José Luis Cárdenas, Presidente de la Asociación de Productores Locales de Medicamentos (Prolmed), la forma en que el Sernac presenta la información referida genera percepciones erróneas. Ya que afirma como Chile es uno de los países de Latinoamérica con los genéricos más baratos (US$0,9) y, además, con el porcentaje de medicamentos genéricos (45%) más alto de la región.

“Sin perjuicio de lo anterior, la población tiene una percepción diferente ya que Chile tiene un alto gasto de bolsillo en medicamentos por la baja cobertura de los mismos (Fonasa, Isapres y seguros)”, agregó el Presidente.

Mirando al futuro

La modificación a la ley de fármacos II, que está ahora en debate en la Comisión de Salud de la Cámara, busca comenzar a vender medicamentos sin receta en los supermercados y almacenes, así como dotar de mayores recursos a la Central Nacional de Abastecimiento (Cenabast) para que pueda adquirir medicamentos con los mejores precios en el extranjero y ponerlos a disposición de las farmacias independientes y comunales. Con esto se espera contribuir a la salud familiar con una reducción de precios de hasta un 25%.

Elmer Torres Cortés, Vicepresidente Ejecutivo de la Asociación Industrial de Laboratorios Farmacéuticos (Asilfa), no ve con tan buenos ojos estas medidas, ya que espera que se aplique a este centro el mismo criterio de exigencias que a la industria local, ya que en sus bases otorga sólo el 12% de ponderación en la bioequivalencia y un 70% en los precios. “De ese modo sucederá que cualquier producto que traigan del exterior sin bioequivalencia, pero con un mejor precio, ganará la licitación. Habrá entonces ciudadanos de dos categorías: los que se atienden en el sistema público y reciben productos más baratos, pero sin bioequivalencia, y los que se atienden en el sistema privado y consumen productos bioequivalentes de calidad”.

Para acabar, el Presidente del colegio de químicos farmacéuticos insistió en que las autoridades tienen una doble labor: fomentar una política de genéricos e intercambiabilidad, como parte de la Política Nacional de Medicamentos, a través de Cenabast u otorgando patentes por una cantidad de años a un laboratorio nacional, para que sigan haciendo genéricos y así evitar que desaparezcan; y seguir invirtiendo en educar y resaltar lo que significa económicamente este ahorro para la salud familiar chilena.

Comments

comments

Vea también

cuarto retiro afp

¿Qué implicará el cuarto retiro de las AFP?

La Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados aprobó, por siete votos a favor …