miércoles , agosto 3 2022

Brecha salarial entre hombres y mujeres en Chile alcanza un 31,6%

La brecha salarial entre hombres y mujeres es una problemática que ningún gobierno ha podido disminuir. Precisamente, según datos del INE, en 2016 creció a un 31,6%, posicionando a Chile como el país con mayor diferencia entre sueldos en Latinoamérica, junto a Brasil.

Los factores de una ley insuficiente

La Ley 20.348, promulgada en 2009, busca igualar los salarios de los hombres y las mujeres en Chile, ante una demanda por el género femenino que se incrementa. Sin embargo, la brecha salarial en Chile es transversal en todos los sectores y esta ley no ha logrado disminuir la diferencia de remuneraciones entre hombres y mujeres.

La ley exige a los empleadores dar cumplimiento al principio de igualdad de remuneraciones entre hombres y mujeres que presten un mismo trabajo, no siendo consideradas arbitrarias las diferencias objetivas en las remuneraciones que se funden, entre otras razones, en las capacidades, calificaciones, idoneidad, responsabilidad o productividad.

Es en este punto donde, a juicio de expertos, comienzan a generarse diferencias salariales entre hombres y mujeres.

Factores como la fertilidad, maternidad, labores menos calificadas o no aptas emocionalmente para desempeñarse en una organización, son parte de las razones por las cuales se discrimina por género en cuanto al sueldo. Es un tema que en Chile se ha tratado legislativamente, pero sobre el cual se toman pocas acciones.

Manuel Carvajal, magíster en Dirección de Empresas y jefe de Carrera de Marketing y Personal de la Universidad Arturo Prat (UNAP) asegura que los factores mencionados anteriormente “Representan un posible riesgo para la organización, puesto que, en el caso de una licencia maternal, se debe encontrar suplencia y/o asumir dicho costo”.

Por otro lado, Luis Valenzuela, Ingeniero Comercial y experto en Asesorías de Gestión de Personas, con un diplomado en el área, plantea que nos enfrentamos a un problema cultural en donde “Todavía se sigue pensando que el hombre debe percibir un estipendio mayor al de la mujer, lo que es un grave error”.

Valenzuela también asegura que Una de las tareas importantes de la Gestión de Personas ese remediar esto, entregando oportunidades a todos por igual (…) entregando un código de buenas prácticas laborales (…) en la eventualidad que exista un proceso de selección para ocupar un cargo de Jefatura, priorizar el mérito y, solamente en caso de empate, proteger la paridad de género”.

Una tendencia…¿al cambio?

Según el último estudio sobre género de la Encuesta CASEN de 2015 indica que de cada 100$ que ingresan al hogar, 62$ lo recibe el hombre y 38$ la mujer.

Cabe mencionar que la tendencia al cambio entre 2014 y 2017 tiene directa relación con la incorporación de la mujer a la fuerza laboral, según la directora de INE, Ximena Clark.

Asimismo, el informe “La búsqueda de la igualdad de género: una batalla cuesta arriba”, publicado por la OCDE, dejó entrever que la desigualdad de salarios en nuestro país alcanza una diferencia de 21,1%.

Carvajal afirma que esto está cambiando… “como resultado de políticas públicas que inciden en una mayor inclusión de la mujer en el mundo laboral, creando así más competencia en el sector. Esto se demuestra con la creciente ocupación de cargos gerenciales por parte de mujeres, las cuales se han empoderado y están exigiendo sus derechos de igualdad y equidad de género”.

Sin embargo, la OCDE manifiesta que “Las tasas de participación femenina en la fuerza de trabajo se han acercado a las de los hombres en las últimas décadas, pero en todos los países las mujeres siguen teniendo menos probabilidades que los hombres de participar en el trabajo remunerado”.

La fuerza laboral femenina

Valenzuela considera que la fuerza laboral femenina está cambiando a pasos muy lentos. Chile ocupa el puesto 119 de 144 países evaluados por el Foro Económico Mundial, en términos de participación en el mercado.

“Ciertamente la tendencia es favorable a las mujeres, ya que ellas se están especializando y perfeccionando de manera continúa en el tiempo, dando respuesta al exigente mercado laboral competitivo”, afirma el experto.

También comenta que las mujeres están tomando la iniciativa, que se preparan y se transforman en “Nuevos e interesantes talentos”. De esta manera, se hace crucial que la fuerza laboral femenina demuestre sus capacidades para ingresar al mercado, aumentando las posibilidades de que sus sueldos crezcan.

Comments

comments

Vea también

induccion corporativa

5 claves para una inducción corporativa exitosa

Entendemos por inducción corporativa al procedimiento por el cual se presenta la empresa a los …