miércoles , agosto 3 2022

¿Cómo funcionan los Seguros Catastróficos de Salud?

Los Seguros Catastróficos de Salud son pólizas complementarias a un plan de Isapre o FONASA, ofrecido por clínicas y compañías de seguros, destinados a cubrir el costo de graves accidentes y enfermedades de alto riesgo, como operaciones y tratamientos oncológicos.

Jorge Claude, vicepresidente Ejecutivo de la Asociación de Aseguradores de Chile, (AACH), comenta que “Actualmente en Chile hay 5.376.340 personas que cuentan con seguros complementarios de salud, operando como un complemento al sistema previsional” y que “Los seguros de salud son un producto enteramente voluntario y flexible, donde se puede optar entre múltiples tipos de pólizas y en cada una de ellas, entre diferentes modalidades de contratación”.

Sin embargo, agrega que después de que se obtiene la cobertura de salud, por medio de Isapre o Fonasa, los seguros de salud otorgan cobertura por el remanente del pago. Esto significa que, dependiendo de la póliza contratada, los seguros de salud complementarios pueden contribuir a costear, además, parte o la totalidad del precio de los medicamentos que una persona necesite.

El tipo de seguro catastrófico más solicitado, es el que tiene relación con las enfermedades de más riesgo, con posible fallecimiento, y es el seguro oncológico (cáncer). Claude afirma que “De esta manera, se cubren los riesgos catastróficos que pueden dañar severamente el patrimonio de una familia, en caso de tratamientos prolongados o de alto costo”.

A pesar de que existen planes de seguros catastróficos con diferentes precios de pólizas, es importante considerar que un seguro de este tipo no sólo cuida a una persona, sino que puede entregarle tranquilidad a una familia entera en caso de que el titular del seguro fallezca.

“En resumen, fortalecen la libertad de elección de los clientes de Isapres y Fonasa, complementando su financiamiento y supliendo aspectos no cubiertos por los sistemas previsionales de salud, logrando así una mejor protección frente a sus riesgos” agregando que “Se cubren los riesgos catastróficos que pueden dañar severamente el patrimonio de una familia, en caso de tratamientos prolongados o de alto costo”.

En relación a las personas que tengan un plan de Isapre y quieran adquirir un seguro catastrófico, la Superintendencia de Salud se refiere al precio de la póliza como “El valor de la UF, para el cálculo del deducible será el valor que esta unidad tenga al último día del mes anterior a aquél en que se efectúe la prestación que da origen al copago correspondiente”.

Asimismo, el cálculo del deducible para un afiliado de Isapre, se calcula de acuerdo a la cotización pactada en el plan de salud. El deducible es el equivalente a la cantidad de 30 (treinta) veces la cotización pactada, por cada beneficiario que lo utilice, con un mínimo de 60 UF y un máximo de 126 UF, para cada enfermedad catastrófica o diagnóstico”, según explica la Superintendencia de Salud.

En cuanto a problemas relacionados con enfermedades de transmisión sexual y enfermedades de carácter mental, Claude comenta que Cada compañía tiene sus propias políticas de suscripción, habitualmente concordadas con los reaseguradores. En el caso específico del SIDA, las compañías no pueden exigir un examen, pero sí pueden definir períodos de carencia, o exclusiones”.

Es importante destacar que tomar un seguro catastrófico de salud no tiene edad. Desde la AACH, “Es preferible contar con seguros complementarios de salud en todas las edades, ya que nunca estamos libres de enfermedades graves ni de accidentes”, finaliza Claude.

Comments

comments

Vea también

cuarto retiro afp

¿Qué implicará el cuarto retiro de las AFP?

La Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados aprobó, por siete votos a favor …