viernes , octubre 16 2020

Inversión y ahorro para nuestros hijos

¿Qué instrumentos hay disponibles si queremos generar  inversión y ahorro para nuestros hijos?

Desde un seguro de vida con ahorro, inversiones directas en Fondos Mutuos, transacciones bursátiles o cuentas previsionales, el sistema financiero posee diversos instrumentos que permiten a los padres ahorrar para sus hijos.

Antiguamente, los padres tenían un acceso muy limita­do a mecanismos de ahorro para sus hijos.

Imposible no mencionar la clásica “libreta de ahorros”.

Su nom­bre proviene originalmente de esos pequeños libros en cuyas hojas se iban anotando los montos guardados, los intereses y los reajustes percibidos.

Probablemente usted en su niñez, recibió una de estas li­bretas como regalo de sus abuelos o padres.

Un presen­te con significado que buscaba inculcar la importancia del ahorro y planificación.

Hoy, nuestro sistema financiero ofrece un abanico de po­sibilidades que permiten enseñar esos mismos valores de ahorro para nuestros hijos, pero con la opción de invertir y maximizarlos.

En esa misma línea, el Gerente de Gestión Patrimonial de la Consultora Alfredo Cruz y Cía, Ricardo Ramírez, expli­ca

“Antes de optar por cualquier tipo de producto, resulta fundamental detectar el objetivo que se quiere alcanzar.

Luego, se debe escoger un servicio que vaya en línea con esa meta, seleccionando además las insti­tuciones adecuadas para dicho propósito”.

Además, “es crucial considerar los costos tributarios de esas inversiones e interiorizarlas dentro de la estrategia de ahorro”, destaca el ejecutivo.

Opciones de inversión y ahorro para nuestros hijos

Para elegir el producto que mejor se adapte al propósito propuesto para asegurar el futuro de los hijos, en la Consultora Alfredo Cruz y Cía. afirman que es fundamental tener claro si se quiere generar ahorros con fines previsionales o para cubrir necesidades futuras como, por ejemplo, financiar la educación universitaria.

Inversiones previsionales

En esta línea, existe la posibilidad de que los padres afilien voluntariamente al menor a una Administradora de Fondos de Pensiones (AFP), realizando aportes todos los meses, una vez al año o cuando puedan hacerlo, y el capital acumulado será re invertido mes a mes en el fondo seleccionado.

La principal consideración es que el niño no podrá tocar estos ahorros hasta que llegue a su edad de jubilación, tal como exige el sistema previsional.

En ese sentido, se vuelve una muy buena inversión de ahorro para nuestros hijos, pues se le está asegurando, durante 18 años, un capital que genera rentabilidad.

Así, cuando llegue el momento de ju­bilar, tendrá más de 20 años de diferencia en aportes con otra persona que comenzó a cotizar cuando ingresó al sistema laboral.

Asegurando la educación

Otro objetivo frecuente en los padres es el financiamien­to de la educación universitaria de sus hijos. En este caso, la mejor opción es un seguro de vida con ahorro.

El único detalle a tener en cuenta es que requiere de una prima alta para que genere un patrimonio mayor.

Desde Principal Financial Group, afirma que hoy es posible ahorrar, invertir y proteger a través de un solo producto.

Mediante el pago de la póliza, también se genera un aho­rro que es invertido en otros instrumentos.

Por ejemplo en Fondos Mutuos, y ese capital se incrementa en el tiempo.

Asimismo, en caso de fallecimiento del ti­tular, sus beneficiarios reciben una restitución y con ello pueden financiar el objetivo propuesto.

Además, los costos de administración dejan de ser co­brados a partir de los 10 años de contrato, por lo que transcurrido este plazo se vuelve un producto mucho más conveniente.

Otras opciones

Otra opción es abrir una cuenta de inversiones en accio­nes.

Para ello, es importante definir el nivel de riesgo y de tolerancia a las pérdidas, y contar con asesores que le permitan estar al tanto de la fluctuación de los mercados para saber cuándo cambiar posiciones.

Esta opción se recomienda principalmente a aquellos padres que en­tienden bien cómo opera el sistema financiero y llevan una administración activa de sus inversiones.

Pero más allá de los conocimientos previos o del objeti­vo por el cual se quiere invertir y/o ahorrar, resulta muy importante inculcar a los pequeños el valor del ahorro y la planificación.

Sobre todo hoy, que los jóvenes me­nores de 25 años presentan altas tasas de morosidad, según informó la Superintendencia de Bancos.

¿Cómo evitar entonces que los hijos sean parte de esta cifra? Crear conciencia y educar en materias financieras a temprana edad.

Comments

comments

Vea también

invertir en el sector inmobiliario

¿Por qué debería invertir en el sector inmobiliario el 10%?

El retiro del 10% de los fondos de pensiones generó muchas críticas entre los economistas, …