viernes , agosto 5 2022

El año de la reinvención ejecutiva

Este 2015 muchos altos ejecutivos fueron desvinculados de sus trabajos por necesidad de las empresas de reducir su estructura organizacional. En medio de esta compleja situación, que afecta a varios rubros productivos, existen estrategias que los podrían ayudar a encontrar nuevos horizontes.

Por Virginia Lira Videla.

Los despidos han afectado al círculo y contactos más cercanos de José Campos, ingeniero y gerente general de Keypro. Tanto así, que por lo menos una vez al día su teléfono suena con la noticia de alguna nueva desvinculación en su rubro: la gran minería.

Campos ha trabajado por más de 25 años prestando servicios a esta área, por lo que ha sido testigo vivencial de 3 crisis que han golpeado el rubro productivo en el que se mueve y, por lo mismo, sabe que ésta tiene una magnitud distinta.

“Todas las empresas mineras con las que trabajo, que incluye la mayoría de las grandes, han iniciado procesos de desvinculaciones. ¡Todas!”, enfatiza José. Y agrega que esta situación no es nueva. “Lo vivimos para la Crisis Asiática y volvió a ocurrir hace menos de una década. El mercado siempre se ha visto afectado por ciclos bajos y varios han sufrido con estos ajustes, pero la dimensión de lo que pasa en esta oportunidad es completamente diferente. El mercado al cual mirábamos para diseñar nuestras políticas de remuneraciones ya no existe. Esta nueva realidad es a la que debemos adaptarnos, porque es muy difícil que volvamos a la época dorada de hace 5 años, cuando pensábamos, ¿de dónde traeremos profesionales capaces de absorber todo este trabajo?, y el desafío era aprovechar de la mejor manera los US$100 mil millones proyectados para la inversión minera”.

Al principio de toda esta vorágine, algunos no dimensionaron la gravedad que llegó a adquirir y por ello, durante la etapa de primeros ajustes, que fue cuando se cambiaron algunas reglas en los contratos, como aumentar las horas de trabajo en terreno o excluir algunas regalías, muchos trabajadores adoptaron una disposición rígida frente a estas nuevas demandas.

José Campos, Ingeniero y gerente general en Keypro.

“La flexibilidad fue la gran ausente en esta primera etapa. Sin embargo, eso cambió y ahora se han ido dando cuenta que es necesario -de manera urgente- incorporar una disposición más abierta, incluso si ésta incluye el trabajo por horas. Entender esta realidad podría marcar la diferencia entre perder el trabajo o conservarlo”, asegura José.

Esta crisis de empleabilidad ha afectado a cientos de personas y miles en el caso de las empresas más grandes, pero no solo en el rubro minero.

Carolina Riquelme, gerente general de la empresa de servicios de outplacement Lee Hecht Harrison (LHH I DBM), tiene una amplia trayectoria en programas de reubicación para cargos ejecutivos y sabe que la situación que se vive es muy compleja, pues la decisión de desprenderse de ejecutivos de alta responsabilidad significa prescindir de profesionales valiosos, capaces, bien preparados y -a veces con habilidades muy específicas.

“Sin lugar a dudas, la situación interna de nuestro país ha influido en las decisiones que los inversionistas evalúan al momento de desarrollar un proyecto y los ha llevado a otros países de la región que presentan condiciones más ventajosas”.

“Nuestro trabajo nos permite ver muy de cerca cuáles son los sectores en los que se han generado mayores despidos, además de la minería, lo vemos en los tecnológicos, banca, seguros y consumo masivo”, afirma Carolina Riquelme.

Las desvinculaciones son producto de las reestructuraciones que sufren las grandes organizaciones, muchas veces en un intento de alivianar la estructura de la empresa, optimizando la producción y -en ciertas ocasiones- eliminando áreas completas.

Al respecto, Carolina Riquelme afirma que “hoy, algunas organizaciones están suprimiendo ciertos cargos y trasfiriendo esas funciones a otro gerente que aumenta el alcance de sus responsabilidades. Por ejemplo, hemos visto cómo se han centralizado responsabilidades en gerentes para Latinoamérica con reportes directos por país no gerenciales, eliminando una línea en la estructura”.

Todas las reformas y los cambios en la legislación que se han puesto en marcha, comienzan a complejizar las operaciones y a generar incertidumbre, provocando que las empresas dejen de invertir en proyectos y se vuelvan más cautelosas.

“Estas decisiones corporativas generaron cambios en las estructuras organizativas y despidos masivos en 2015, en diferentes niveles, en especial en altos ejecutivos”, explica la gerente general de la empresa de outplacement Lee Hecht Harrison (LHH | DBM).

La cuota de realidad

Tal como la Consultora LHH|DBM ha podido comprobar desde su experiencia en asesorías, los procesos de outplacement han aumentado pero -a diferencia de los años 2011 y 2012 (con una economía bajo pleno empleo)- hoy en día los resultados son más lentos y un ejecutivo de nivel gerencial podría demorar 2 o 3 meses más que en 2014 en encontrar una nueva posición.

Considerando esta situación, las personas deberían evaluar las posibilidades con las que cuentan y tomar las que consideren más convenientes.

José Campos reflexiona sobre las desvinculaciones que afecta al rubro de la minería y afirma que “los finiquitos otorgados a quienes fueron despedidos consideran una suma nada despreciable, que les permitirá operar con tranquilidad por un primer período. Los beneficios también fueron muy interesantes. En esta área, los bonos de escolaridad se pagan por un período de tiempo al igual que la Isapre, por lo que quedan bastante protegidos, incluso varios meses después de haber dejado la empresa. Incluso, a algunos de ellos su indemnización les permitirá extender la búsqueda por un período superior a los 2 años”.

La paciencia y los recursos son 2 ingredientes muy importantes para remontar con éxito una situación difícil. Consultoras con amplia experiencia coinciden con esta visión, pues la desesperación no es una buena estrategia.

Felipe Lagos, director de Adecco Professional, división del holding del mismo nombre, explica cuáles son las mejores herramientas para enfrentar esta crisis. “Nos damos cuenta que los principales cambios que deberían tener los ejecutivos al buscar un nuevo trabajo está en la metodología, porque buscar empleo es una actividad que demanda una gran inversión de tiempo. Además, es importante que estén muy al día de las nuevas tendencias de mercado y que recurran a su red de contactos. Ahora, hay que conservar la calma e incorporar una buena cuota de realidad a la situación, porque para ejecutivos con rentas superiores a $4 millones, el plazo de espera podría ir de 0 a 6 meses”.

Para Lagos, no es el momento de caer en la inmovilidad si no la clave está en ser más proactivos que nunca. “Es importante observar qué requiere la competencia y dónde encaja mi perfil profesional, porque siempre es posible contribuir con nuevas capacidades. Es la hora de revisar cómo podría prepararme mejor. Tal vez incluso incorporar un nuevo idioma”, asegura.

Por su parte, Carolina Riquelme recomienda hacer un trabajo de autoconocimiento muy riguroso sobre “quién soy, qué quiero y cuáles son mis competencias personales”. Según ella, la transición requiere de un trabajo fuerte de conocimiento personal, del entorno, como también de un alto nivel de autogestión y de una estrategia focalizada para generar redes de contacto efectivas. Otra recomendación importante es la apertura a nuevas áreas y a oportunidades fuera de Santiago, de Chile, etc.

Desvinculacion

Las nuevas posibilidades

José Campos ha puesto a disposición su oficina ubicada en Alonso de Córdova, para compartir un café, conversar o trabajar en alguna propuesta con profesionales que han visto el lado oscuro de esta crisis. Y en todas las reuniones el consejo final es el mismo: REINVENTARSE.

“Creo que este camino les permite aprovechar toda su experiencia, su gran capacidad y talento para enfocarse en ofrecer asesorías personales. La opción de quedarse enviando CV´s para esperar una llamada que no llegará, no parece la mejor alternativa. La reinvención ofrece 3 ventajas claras: mantenerse vigente en el mercado, generar un ingreso que puede ser muy útil y ampliar la red de contactos”, sentencia Campos.

En la década de los ´90, muchos quienes trabajaban en otras áreas se cambiaron a la minería porque era muy atractivo. Es posible que estas personas regresen a sus orígenes, es decir, empresas vinculadas a la energía, sanitarias, infraestructura, obras civiles, etc. Incluso puede ser la oportunidad para comenzar un emprendimiento.

Por último, entender cuál fue el motivo de la desvinculación puede ser muy constructivo. Felipe Lagos, de Adecco Professional, se ha encontrado con que las personas salen de una empresa sin una completa retroalimentación de lo que les faltó para desarrollar de la mejor manera su cargo. “Tal vez, si se les dijera -por ejemplo- “lo que necesitamos ahora es una persona menos estratégica y más táctica”, les permitiría enfocarse en esas debilidades para salir más preparados al mercado”.

Para concluir, José Campos confiesa que aunque no tiene datos ni estadísticas concretas que lo respalden, cree que aún no pasa la peor parte de la tormenta.

“No me gusta ser pesimista pero el mercado, al menos en el área minera, debería seguir ajustándose y eso implica más reducciones en la plana de colaboradores”.

Y aunque la situación crítica perdure por algún tiempo, las recomendaciones de nuestros expertos siguen siendo efectivas a todo evento: paciencia y proactividad.

Comments

comments

Vea también

induccion corporativa

5 claves para una inducción corporativa exitosa

Entendemos por inducción corporativa al procedimiento por el cual se presenta la empresa a los …