miércoles , agosto 3 2022

¿Qué hacer con el bono de fin de año?

El bono de fin de año puede servir para créditos pendientes, los regalos de navidad o guardarlo para las vacaciones. Esas deben ser las respuestas más comunes cuando te preguntas qué hacer con esa plata extra. Pero si eres una persona ordenada, o tienes una capacidad de ahorro para poder financiar esos “gustitos”, quizás debas considerar pensar en tu vejez y ahorrarlo en un APV.

¿Qué es APV?

APV es la sigla de Ahorro Previsional Voluntario, y tal como lo dice su nombre, es un mecanismo de ahorro que permite mejorar la pensión que obtienes de la AFP. Su objetivo es elevar el monto acumulado en la cuenta de capitalización individual, es decir, el dinero de tu jubilación.

A través de este sistema de ahorro puedes compensar lagunas previsionales, mejorar las condiciones de tu pensión, incluso pudiendo adelantarla, y comenzar a disfrutar desde antes.

¿Cómo ahorro en APV?

Cualquier trabajador, dependiente o independiente, que tenga una AFP, puede realizar APV. Para realizar este tipo de ahorro, existen diferentes instrumentos, tales como Fondos Mutuos o Seguros de Vida. Pero independiente del que elijas, en Estado premia este tipo de ahorro a través de beneficios tributarios.

Beneficios Tributarios

Los beneficios tributarios están diferenciados por el régimen de los aportes:

Régimen A à Este tipo de régimen te beneficia con un bono de un 15% sobre lo ahorrado, con un tope de 6 UTM anual.

Régimen B à Bajo este régimen, rebajas tu base imponible. El tope es de 600 UF anual o 50 UF mensual.

Depósitos Convenidos à Es el empleador quien realiza el pago del ahorro al APV del trabajador. El beneficio tributario es que no constituye renta, por lo que no paga impuesto. El tope es de 900 UF.

¿Cómo maximizar estos beneficios a través de un Aporte Directo?

Para ahorrar en APV, se puede hacer a través del empleador, que como ya mencionamos no constituye renta, y a través de aportes directos, los cuales se pueden realizar en cualquier momento y son responsabilidad propia de cada trabajador.

Y tu bono de fin de año puede ayudarte a maximizar los beneficios tributarios. ¿Cómo?

Por ley, para acceder a los beneficios tributarios de un APV, el ahorro máximo debe ser de 600 UF anuales. Si ahorraste durante el año 25 UF mensuales, a fin de año tienes 300 UF que faltan para alcanzar el tope legal. Ahorrando lo que falta para alcanzar el tope, el beneficio tributario que se verá reflejado en tu Devolución de Impuestos será de 120 UF. Interesante, ¿cierto?

“Para acceder a este tipo de mecanismos, es fundamental contar con la información adecuada. En primer lugar, saber la tasa tributaria de cada quien y tener muy en cuenta que existen algunas restricciones. Por ejemplo, en el caso de los trabajadores independientes, es necesario hacer una cotización obligatoria, pues si durante el año hizo cotizaciones previsionales solo 6 meses y aun cuando pueda alcanzar la meta de las UF600, no va a tener acceso a la bonificación del 40%”, asegura Ricardo Ramírez, ejecutivo de Alfredo Cruz y Cía.

Si te interesa conocer más sobre este tipo de beneficios, el consejo es buscar asesoría experta, ya que maximizar los beneficios tributarios va muy de la mano con la carga tributaria de cada persona. Por este motivo, la invitación es a informarse y conocer más sobre los beneficios tributarios a los cuales tú puedes acceder.

Comments

comments

Vea también

El impacto económico del borrador de la nueva Constitución

El pasado 16 de mayo del 2022, justo un año después de resultar elegidos, la …