miércoles , agosto 3 2022

Los coworks en Chile: la revolución del concepto de oficina

¿Te Imaginas trabajar en un lugar rodeado de jóvenes emprendedores que posean las mismas inquietudes, ganas de aprender y crear que tú? ¿Te gustaría poder generar alianzas, conexiones empresariales y compartir ideas sin moverte de tu oficina?

Este es el principal concepto de los coworks en Chile, espacios colaborativos de trabajo donde conviven en una misma oficina distintas empresas, generalmente start-up, que comparten mucho más que una taza de café.

Coworks: el éxito nacido del fracaso

En el último piso de un moderno edificio en el corazón de Providencia se ubica una de las sedes de Co-work Latam, pioneros de este modelo de oficina.

780 metros cuadrados alojan a 38 empresas, algunas tan conocidas como Wolox, Ebay o parte de Start-up Chile.

Todas ellas disponen de mesas de trabajo, salas de reuniones, cómodos sillones, una gran cafetería y, sobre todo, un ecosistema creativo inigualable.

Pero, más sorprendente que su gran infraestructura, es la historia de su creación ya que Co-work Latam nació producto de un fracaso.

“Comenzamos con un emprendimiento de juguetes que después de una secuencia de errores no funcionó. Ahí nos dimos cuenta de la importancia de compartir tanto los éxitos como los fracasos, aprender de nuestros fallos y de la gran ayuda que pueden proporcionar personas externas a la empresa”, nos relata su socio fundador Sebastián O’Ryan.

Además, cuenta como, en un primer momento, debieron lidiar con la desconfianza de los trabajadores en torno a su privacidad e información confidencial.

Esta barrera se eliminó cuando los emprendedores probaron el sistema y descubrieron sus grandes ventajas, como la interacción entre trabajadores, flexibilidad, eficiencia en los costos, gran oferta de servicios y creación de redes (networking).

Cuponera AFP

Algo parecido le sucedió a Catalina Boetsch, quien se dio cuenta de que las condiciones de espacio debían ser diferentes a las que había, ofreciendo la opción de compartir con otras empresas, pero también la de cerrar la puerta cuando necesitas tratar temas propios.

Fue así como nació hace cuatro años Casaco, el cowork en Chile que reúne a emprendedores en etapa de crecimiento y agentes de cambio que buscan buscan generar un impacto positivo en la sociedad como Sistema B.

Crecimiento sin límites

El exitoso caso de Cowork Latam (que ya tienen 14 sedes, 11 en Chile, 2 en Colombia y 1 en Uruguay) ha motivado la apertura de espacios colaborativos por todo el país.

Las personas han visto que la colaboración y el sentimiento de comunidad son factores determinantes para alcanzar las metas y proyectos que se propongan.

Pero no todo está sucediendo en Santiago. En regiones también se está dando este fenómeno.

Por ejemplo, Concepción ya alberga 5 coworks gracias principalmente a la gran labor de las autoridades locales y a la difusión y financiamiento que entrega Corfo.

Es el caso de Social B, centro que reúne a emprendedores y proyectos innovadores de la octava región que buscan transformar el mundo cumpliendo su propósito.

“El real y más grande beneficio de este tipo de espacios es que se produce un fenómeno de aceleración espontáneo de todos los negocios. Además, reciben asesoría de nuestros ejecutivos, pueden formar parte de comunidades como las de ventas y una vez a la semana almorzamos todos juntos, conversando de la vida, los negocios y de nosotros”, nos confiesa su encargada Bárbara Mendiboure.

Actualmente ya existen más de 50 coworks en Chile, cada uno tratando de ofrecer una propuesta de valor distinta para que las personas puedan escoger según su personalidad y necesidades.

Y es que los profesionales freelance, emprendedores y pequeñas empresas han visto en este modelo una brillante oportunidad para hacer crecer su negocio, sin tener que realizar grandes inversiones  en infraestructura o personal.

La importancia de los Work Café

No podemos hablar del fenómeno de los cowork en Chile sin citar a los cafés que funcionan como espacio de trabajo, concretamente debemos destacar el Work Café Santander, lanzado en el año 2016 y que los convirtió no solo en pioneros de la industria bancaria chilena, sino también del resto de los países donde Grupo Santander está presente.

“Este tipo de sucursales responden a las nuevas exigencias de las personas, ya que durante los últimos años hemos visto cómo el auge del coworking y la transformación digital han modificado nuestros hábitos. Nuestros cafés buscan combinar lo mejor del mundo digital y del físico, convirtiéndose en un nuevo espacio de encuentro con las personas”, nos indican desde la empresa.

La expansión de los Work Café no hacen más que acrecentar este movimiento de trabajo en comunidad que, lejos de lo que se piensa, no está únicamente enfocado a los jóvenes.

Es importante notar que los espacios de colaboración no solo deben ser considerados para emprendedores, encasillados en millennials, ya que existen muchos trabajadores independientes y personas sobre los 35 años que buscan resolver los temas domésticos de administrar una oficina, un lugar grato para estar y una comunidad más social que agregue entusiasmo y alegría a su lugar de trabajo”, nos cuenta Francisca Cifuentes, una de las fundadoras de espacioba, un hermoso cowork en pleno Barrio Italia.

La tendencia global es que estos espacios van a seguir creciendo, sobre todo en una época donde la forma de concebir el trabajo ha cambiado tanto.

En todo el mundo ya existen más de 100 marcas de coworks, que se han dado cuenta de las nuevas necesidades de las personas y del gran modelo de negocio que suponen, ya que “cuantos más metros cuadrados, más clientes podrás tener”.

Y tú, ¿ya te convenciste para probar este innovador espacio de trabajo?

Comments

comments

Vea también

cómo prevenir el coronavirus

¿Cómo prevenir el Coronavirus? Crean mascarilla de cobre

¿Cómo prevenir el Coronavirus? La pandemia que ha detenido al mundo aún no tiene cura. …