miércoles , agosto 3 2022

El boom de los servicios OnDemand llega a Chile

La tendencia mundial, que se hizo popular en el país en 2014 a través de la empresa de transporte Uber, comienza a tomar fuerza en ámbitos tan distintos como los que apuntan a resolver necesidades del hogar e incluso en temas legales, y su crecimiento se proyecta a tasas cercanas a 125% anual.

En un mundo en constante cambio, la búsqueda de diferenciación y la adaptación a los nuevos tiempos ha obligado a las empresas a ofrecer un valor agregado, que les permita diferenciarse de su competencia. Por ello, en los últimos años, ha surgido un nuevo modelo de negocio, que entiende el cambio de comportamiento del consumidor y facilita su experiencia al adquirir un servicio. Se trata de los denominados “On Demand”, cuyo éxito en el mundo es indiscutible.

Apoyado en la tecnología, en 2009 surgió en California, Estados Unidos, el conocido sistema de transporte Uber, que actualmente está avaluado en más de US$40 mil millones. La aplicación conecta a conductores y pasajeros para movilizarlos entre 2 puntos de la ciudad y se caracteriza por no adquirir un compromiso laboral entre las partes. Además, no paga impuestos al Estado, hecho que ha generado molestia y controversia en los países donde opera, como es el caso de Chile, llevando a los taxistas que sí están insertos en el sistema regulado, a manifestarse.

Esta tendencia existe también en otras industrias, como la de hospedaje. Este mercado es liderado por AirBnB, una plataforma presente en más de 190 países, y a través de la cual una persona puede entrar en contacto directo con otra, quien ofrecer su propia casa como hospedaje, reduciendo considerablemente los costos y ampliando una industria de gran relevancia a nivel mundial. La iniciativa, creada en 2008, tampoco ha estado exenta de polémicas, pero cuenta con un éxito evidente, y las cifras la avalan, pues desde su nacimiento hasta el 2012, gestionó más de 10 millones de reservas.

A ellas se suman otras firmas que han desarrollado tecnología en rubros como la gastronomía. Es el caso de GrubHub, una compañía que conecta a consumidores y empresas con miles de restoranes de comida a domicilio, en más de 70 ciudades de Estados Unidos y Londres. En 2013, el año de su nacimiento, la firma procesaba 174.000 pedidos diarios.

Chile no queda ajeno a esta tendencia, Ya hemos visto el controversial caso de los servicios de transporte como Uber, presente en el país desde 2014, Cabify e Easy Taxi. También ha cobrado gran fuerza CornerShop, que permite externalizar la compra en supermercados, y Tuten, centrado en la oferta de limpieza, gasfitería, reparaciones eléctricas y maestranza para el hogar.

El funcionamiento de este último es simple. Gracias a la tecnología desarrollada localmente, los clientes pueden establecer contacto con los especialistas mejor clasificados en el tema de interés, en base a experiencia previa, ubicación geográfica y calificaciones de usuarios, entre otros factores.

“Desde nuestro lanzamiento en noviembre de 2015, han postulado más de 1.000 profesionales con el interés de convertir-se en proveedores de la empresa, y hemos mantenido un crecimiento en ventas superior al 20% mensual”, cuenta el CEO

fundador de Tuten, Roi Amszynowski, quien también adelanta que “esperamos cerrar el 2016 con un volumen de transacción que supere los 5.000 servicios mensuales. Además, en los próximos meses, la empresa estará expandiendo sus operaciones a las principales regiones del país, junto con la apertura de oficinas comerciales en Estados Unidos, México, Colombia y Perú”.

La modalidad también alcanza a ámbitos que son tradicionalmente menos innova-dores. Éste es el caso de Alster Legal, empresa creada en 2015 y cuyo modelo de negocio busca innovar en su industria, al prescindir de infraestructura y poner énfasis en la tecnología y en un modelo laboral

flexible, que permite trabajar a distancia y ofrecer valores 30% menores que el de un estudio tradicional.

“En nuestra búsqueda de talentos, nos encontramos principalmente con aboga-das de excelencia, que tras la maternidad no estuvieron dispuestas a trabajar en un estudio por la demanda de tiempo que ello requiere”, dice el abogado y fundador de Alster Legal, Andrés Jara.

El resultado ha sido tan auspicioso que ya planean una expansión internacional para 2017 y continuar el crecimiento local hacia la V y VIII Regiones, tras estar presente en Santiago, Talca y Antofagasta.

POR QUÉ ELEGIRLOS

¿Dónde está la ventaja de este tipo de negocios? Roi Amszynowski, fundador de Tuten, afirma que “de cara al cliente, los servicios on demand proveen una for-ma rápida, flexible y segura de acceder a prestaciones esporádicas, gracias a tecnología de punta sostenida por la propia empresa. Mientras, para los proveedores

se transforman en una alternativa rentable, mediante contrato fijo, donde cada uno puede ser su propio jefe y trabajar en la profesión, lugar y horario que le guste”. La corta historia de esta industria muestra que los proveedores pueden incluso aumentar su nivel de ingreso y que el uso eficiente de la tecnología, sumado a la garantía de satisfacción ofrecida por la industria, logra disminuir los costos de transacción e incrementar la disposición de los clientes a pagar por una buena atención.

Actualmente, en Chile son cerca de 5 empresas las que poseen esta modalidad de funcionamiento. Como industria, transan anualmente US$100MM, con una proyección de crecimiento de 125% en el mismo período, lo que contrasta con el escena-rio en países desarrollados, donde existe variedad para prácticamente todo tipo de mercado.

Sin embargo, y dado los auspiciosos resultados y probable crecimiento, éste es un sector que al parecer llegó para quedarse. ¿Estamos legalmente preparados para su rápida expansión? Andrés Jara considera que “estos modelos son tan innovadores que generan una disrupción en las conductas tradicionales del mercado y -por lo tanto- las normas no están preparadas para soportar ese cambio”. Y agrega que “tratar de restringir los nuevos modelos de negocios es un ejercicio poco eficiente”.

Por ello, considera que la manera correcta de enfrentar la modernización económica y comercial es definir correctamente la norma macro, de manera que sea lo suficientemente flexible para adaptarse a las nuevas realidades y permitir que el consumidor, u otros interesados, puedan prestar servicios en determinadas condiciones

Comments

comments

Vea también

cómo prevenir el coronavirus

¿Cómo prevenir el Coronavirus? Crean mascarilla de cobre

¿Cómo prevenir el Coronavirus? La pandemia que ha detenido al mundo aún no tiene cura. …