miércoles , agosto 3 2022

Radiografía nacional: desempleo en alza, esperanza en baja

Entre los meses de mayo y julio, 2 estudios revelaron el aumento en la tasa de desocupación, relacionado al mismo período de 2015. Esta realidad se enmarca como otro golpe a la economía nacional y da cuenta del duro momento que vive Chile, alcanzando el mayor nivel de la actual administración.

Por Gabriel Rodríguez R

Cuando un país no muestra cifras positivas en variados índices, la preocupación de la gente es una: “perderé mi trabajo”. Esta sensación se incrementa cuando los estudios demuestran que la tasa de desempleo aumenta en relación a episodios anteriores, entregando números poco alentadores y produciendo mayor inestabilidad en el bolsillo familiar.

Frente a este panorama, los expertos hacen un llamado claro y preciso: ser más cautelosos y no correr riesgos ni incurrir en gastos innecesarios. Y las cifras los avalan.

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE), dio a conocer la tasa de desocupación del trimestre móvil abril-junio 2016, el que alcanzó un 6,9%. Si esa cifra se mide únicamente en la Región Metropolitana, asciende a 7,3% y si se concentra en el Gran Santiago, se incrementa aún más a 7,4%.

En términos nacionales, el aumento anual de la tasa de desocupación se explicó por el crecimiento de 1,1% de los ocupados y -en menor medida- por el incremento de la fuerza de trabajo en un 1,5%, reflejando una mayor presión en el mercado laboral. Esto generó que los desocupados aumentaran en 7,1%, incidido únicamente por hombres.

La explicación de estos números se puede atribuir que no se están creando los puestos que demanda la fuerza de trabajo del país. Al respecto, la Directora Nacional del INE, Ximena Clark, afirma que “estos requerimientos crecen más rápido que los ocupados, por lo tanto, esa presión se traduce en aumentos de tasa de desocupación”.

Y tal como explica la experta, el incremento en 12 meses de los ocupados se concentró en los sectores: Comercio (3,1%), Agricultura y Pesca (5,7%) y Alojamiento y Servicio de Comidas (12,2%), lo que fue contrarrestado por los descensos de los Ocupados en la Industria Manufacturera (-,1%), Otras Actividades de Servicios (-12,1%) y Minería (-10,4%).

Si bien las cifras se mantienen en niveles no tan preocupantes en algunos sectores, hay signos de alerta, ya que este indicador no creció de manera exponencial, puesto que hubo incorporación de más personas en edad de trabajar, agregando un mayor número de individuos a la fuerza de trabajo, sumándose al segmento de ocupados.

Más cifras lo confirman

Francisco Díaz
Francisco Díaz, Subsecretario en Ministerio del Trabajo.

El pasado mes de julio, el Centro Micro Datos del Departamento de Economía de la Universidad de Chile, dio a conocer la “Encuesta de Ocupación y Desocupación en el Gran Santiago”, la que es realizada por petición del Banco Central de Chile. Ésta arrojó que un 7,6% de la población de esta zona (equivalente a 242.400 personas), se encuentra sin empleo. La cifra representa una baja de 1,8 puntos porcentuales respecto del primer trimestre del año.

Las principales diferencias entre ambos informes es la representación del universo estudiado. En el caso de la encuesta del INE, se mide el desempleo a nivel país, mientras que el segundo basa sus resultados en 34 comunas de la Región Metropolitana.

Independiente del estudio, la radiografía nacional indica que éste es un problema que se seguirá acarreando en los meses venideros, y peor aún, con cifras más alarmantes que podrían superar el 7%, teniendo mayor repercusión en el mercado nacional, tanto por la baja en el consumo de productos, como también en el uso de servicios considerados secundarios.

¿Novedad o sorpresa?

Que en Chile la cifra del desempleo esté por las nubes, responde a una situación país compleja, en donde éste no es el único problema. Otros indicadores como la economía, el Producto Interno Bruto (PIB), la desaceleración y la caída de la minería, han estado afectando al global nacional, siendo el desempleo solo uno de los efectos.

Según el Subsecretario del Ministerio del Trabajo, Francisco Díaz, la tasa de desocupación es normal para la época. Si se toma en consideración el trimestre anterior, existe un alza de 0,2%, manteniendo los parámetros regulares, a pesar del bajo crecimiento de los últimos años.

Díaz añade que, “es natural que luego de los meses de verano exista un aumento en la tasa de desocupación, y lo esperábamos.

Adicional a esto, es importante estar conscientes del contexto macro que vivimos actualmente, donde el precio del cobre ha disminuido y esto repercute en el crecimiento del país”.

Según el economista y columnista de Publimetro, Matías Godoy, “estas cifras, entregadas por el INE, eran esperables y son más coherentes y creíbles que las del año pasado, las que eran muy bajas en relación a la situación que vivíamos”, agrega.

Según Godoy, “a diciembre de este año, debería tender al alza, situándose por sobre el 7%. Esto derivado del bajo crecimiento económico, acentuado por el efecto expansivo que tiene el sector minero y la cantidad de despidos que ha tenido el área”.

Por su parte, el Gerente General de Trabajando.com, Álvaro Vargas, no se sorprende y confirma lo expresado por Godoy. “Se suman las dudas que generan las reformas estructurales impulsadas por el Gobierno, las que van creando un clima complejo para las decisiones económicas y -con ello- la posibilidad de abrir nuevas fuentes de trabajo”.

Dentro de las principales razones para el cambio en las cifras de desempleo, comparadas con el año pasado, destaca la estacionalidad de algunas fuentes de trabajo, como el caso de los “temporeros” que en esta época disminuyen por falta de cosecha.

La necesidad de búsqueda de un nuevo empleo

Álvaro Vargas, Gerente General, Trabajando.com
Álvaro Vargas, Gerente General, Trabajando.com

La solicitud de nuevas ocupaciones aún no se da de manera evidente. Vargas aclara que “en Trabajando.com, todavía no hemos notado una diferencia importante en el ingreso de currículums, ni en el número de postulaciones, pero sí esperamos que estos cambios se manifiesten en los próximos meses si estas cifras se mantienen”.

Por población, la Región Metropolitana es la que mayor impacto tiene en el incremento de desempleados, principalmente dado por la subida de 1,1 puntos porcentuales de la fuerza de trabajo primaria, que son los jefes de hogar entre 25 y 54 años de edad. En las regiones del país existen algunas que han sufrido peores efectos.

Según el estudio “Empleo Trimestral” del INE, son 7 las regiones más afectadas, entre ellas las de Atacama y Antofagasta, con un 3,1% y un 1,3%, respectivamente, superando las mismas  ediciones de hace 12 meses atrás.

Para el Subsecretario Díaz, “el aumento de dichos porcentajes de la zona norte, está determinado principalmente por la baja que existe en el sector minero. Particularmente, la Región de Atacama ha perdido más de 2 mil puestos de trabajo y Antofagasta, por su parte, la cifra supera los 4 mil”. Y añade que, “tal como señalan las cifras del INE, dicho sector ha reducido su número de trabajadores en 10,4%, por lo que es natural que zonas donde este rubro está presente se vean más afectadas que otras”.

Pese a que en el Gobierno dicen no realizar proyecciones sobre las cifras, Díaz comenta que “existen ciertas medidas de contingencia que permiten mejorar la situación de las personas más vulnerables.

Entre ellas, destaca el programa ´Pro empleo´, que busca facilitar la inserción laboral y otorgar una fuente de trabajo en aquellos lugares que hayan experimentado una contracción de la demanda”.

Destaca, además, los programas Bono al Trabajo de la Mujer (BTM) y Subsidio al Empleo Joven, los que tienen como objetivo fomentar la oferta de puestos, tanto en mujeres como en jóvenes.

Espacio para el emprendimiento

Existe la tesis que los tiempos de crisis son especiales para generar ideas personales, sobre todo en aquellos que dejaron de ser empleados. Y esta hipótesis es confirmada por el último estudio del INE, que arrojó que el trabajo por cuenta propia tuvo un alza de 6%, principalmente incidido por mujeres que optaron por comenzar un negocio, marcando un aumento del 7,3%, mientras que en hombres esta cifra disminuye a 5,1%.

El Subsecretario Díaz, agregó que “éste es uno de los puntos trascendentales del Gobierno; el poder impulsar la participación laboral femenina, así como su permanencia en el mercado del trabajo, especialmente en momentos de desaceleración. Con el BTM se han mejorado los niveles de ocupación en un 40%”.

Si las cifras en donde están involucrados trabajadores por cuenta propia se analizan solo en la Región Metropolitana, los sectores en donde más influencia tuvieron los emprendedores en los últimos 12 meses fueron en Comercio, con un 5,3%, Alojamiento con 27,5% y Servicio de Comidas y Transporte con un 10,2%.

El secretario de la cartera, expone que “se han creado más de 104 mil puestos de trabajos personales. Por otra parte, si miramos los datos administrativos del seguro de cesantía, la cantidad de trabajadores formales entre marzo de 2015 y marzo de 2016, aumentó en más 49 mil espacios”.

ximena-clark-cuna

Es la Directora Nacional del INE, Ximena Clark, quien comenta que “en el último trimestre publicado, se evidenció que el incremento de los ocupados en un 1,3%, fue liderado por trabajadores Cuenta Propia en un 6,0%, específicamente por Trabajadores no Calificados que desempeñan su trabajo en la calle o vía pública”.

Para el Director Ejecutivo de la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech), Francisco Gazmuri, esta cifra era esperable y que, “según la última medición del Global Entrepreneurship Monitor (GEM), principal muestra a nivel mundial, se refleja que en Chile hubo un alza en la creación de “puestos propios” de un 17,6% a 27,3%, mientras que la determinada por oportunidad disminuyó de un 81,2% a un 72,6%”.

Para Gazmuri, el trabajo por cuenta propia “es un claro factor de movilidad social y de generación de empleo. El emprendimiento es sinónimo de una economía diversificada, y es reconocido por todos los actores, el rol clave que juegan éstos y las pymes en la economía”.

Es Álvaro Vargas, de Trabajando.com, quien agrega que la reinvención nace en tiempos difíciles, “sin embargo, es importante considerar que el escenario económico nacional e internacional está convulsionado y en muchos casos aumenta el riesgo para los emprendedores, pero no deben dejar que esto los paralice, ni mucho menos que les impida llevar adelante sus ideas y proyectos”, concluye.

El futuro cercano parece no ser muy alentador, los economistas prevén que las cifras de desempleo seguirán en aumento mientras el crecimiento no mejore, la confianza del consumidor no se estabilice y las condiciones para el emprendimiento no sean claras, pero fundamentalmente, este escenario no se fortalecerá mientras las reglas del juego no estén bien definidas.

Comments

comments

Vea también

riesgo climático y los factores ASG

¿Qué es el riesgo climático y los factores ASG?

La Superintendencia de Pensiones publicó una nueva norma, la que incorporará el riesgo climático y …