miércoles , agosto 3 2022

Recursos Humanos 2.0: la gestión del talento

Los Recursos Humanos son considerados como “la gestión de personas”. Sin embargo, especialistas y psicólogos aseguran que nos enfrentamos a una nueva Revolución Industrial, y que tanto empleados como empleadores deben ver esta área con un nuevo lente para que siga cumpliendo su función: velar por el bienestar laboral de los trabajadores.

María Camila Vargas, socia fundadora de Kite Group, una empresa de consultoría y desarrollo de capital humano, asegura que los Recursos Humanos provienen de las prácticas industriales, en donde el mayor cambio ha sido pasar de una gerencia transaccional y enfocada en los procesos, a una función mucho más estratégica, afirmando que “La estrategia la ejecutan las personas”.

Desde Lee Hecht Harrison, Carolina Riquelme, Gerente General, afirma que la diferencia está en que “anteriormente la gestión de RRHH estaba enfocada en la administración de los empleados, y que en la actualidad se encuentra enfocada en atraer talento y generar engagement, mejorando la productividad del negocio y sus posibilidades de desarrollo y crecimiento”, concuerda.

Sin embargo, el gran cambio mencionado por Vargas y Riquelme, va de la mano de un respaldo psicológico importante, que debe ser tomado en cuenta al momento de realizar cambios de esta envergadura en alguna empresa.

Según Nicolás Aigneren, psicólogo laboral en Fundación Integra, los RRHH inciden en dos diferentes niveles en una organización.

En el Nivel de Cultura Organizacional, Aigneren explica que “son las normas, creencias y valores que basan las relaciones interpersonales, incidiendo en la calidad de la co-construcción de tipos de climas laborales y convivencia”, valores importantes para considerar en un grupo humano rico en sus relaciones interpersonales.

Luego, en el Nivel de Gestión, el psicólogo explica que el rol de los RRHH es “Facilitar la distribución de liderazgo, y la definición clara de roles y funciones”. Para ello, los departamentos que gestionen personas deben incidir en tres ámbitos:

  • Establecer direcciones o definir metas comunes que motiven e incentiven a los trabajadores mediante la construcción de un sentido y metas compartido y la explicitación de altas expectativas.
  • Establecer condiciones de trabajo que permitan, a quienes dirigen la empresa/institución, el mayor desarrollo de las motivaciones y capacidades de sus trabajadores. Para ello es fundamental convocar al trabajo colaborativo.
  • Gestionar prácticas específicas de la empresa, proveyendo de capacitaciones o apoyo técnico necesario de acuerdo a las necesidades e intereses. Por otra parte, el desarrollo y crecimiento profesional que se le pueda ir entregando es fundamental para la motivación de estos con la misión de la empresa.

Un nuevo rol de RRHH

Según la especialista de LHH, hay dos factores que influyeron considerablemente en el cambio del rol de los RRHH en las empresas: el avance acelerado de las nuevas tecnologías y la globalización.

“Ambos fenómenos han llevado a las empresas a interactuar de una manera distinta con sus stakeholders, lo que, a su vez, les ha hecho más difícil la tarea de diferenciarse en el mercado”, destaca.

Para Aigneren, la fase de cambio debe ser tratada con delicadeza. “Siempre es necesario partir desde las problemáticas, las necesidades e intereses de quienes formar parte de la empresa, mediante una especie de diagnóstico. Es fundamental promover y establecer espacios y tiempos formales de trabajo colaborativo entre los distintos miembros de la empresa”.

Respecto al futuro, Vargas y Riquelme concuerdan en que los RRHH deben estar enfocados hacia fuera, es decir, hacia los clientes, ya que “Los productos se pueden copiar con facilidad, pero esto no sucede con los equipos”, afirma Riquelme. Por otro lado, Vargas concluye que esta transición en el área no es un proceso que se de en todas las industrias.

Uno de los responsables de este cambio es la tecnología, que juega un rol fundamental, esperando que en los próximos 5 años siga tensionando muchos modelos de negocio, según Riquelme, y agrega que las empresas tendrán que entender que la gestión de talento es la que permitirá tener la agilidad suficiente para adaptarse a un entorno de negocios mucho más cambiante.

Riquelme concuerda en que desde que cambia la figura de un líder y cómo ejercer ese liderazgo, “Es ahí en donde se empieza a ver la importancia de contar con un área que pueda enfocarse y preocuparse cada vez más por construir buenas relaciones interpersonales, como base para el logro de objetivos”.

Sin embargo, para Vargas es más radical. O cambiamos el rol de los RRHH en nuestras empresas, o podríamos terminar fracasando, ya que según LHH, sólo 2 de las 5 empresas con mayor valor en el mercado a nivel mundial existían hace 10 ó 15 años y que ese fenómeno seguirá acelerándose exponencialmente en el futuro.

Comments

comments

Vea también

induccion corporativa

5 claves para una inducción corporativa exitosa

Entendemos por inducción corporativa al procedimiento por el cual se presenta la empresa a los …