miércoles , noviembre 14 2018
Inicio / Ahorro y Salud / Por qué no ahorrar bajo el colchón

Por qué no ahorrar bajo el colchón

Para los mayores de 30, seguro más de alguna vez soñaron con zambullirse en una piscina llena de dinero como el Tío Rico. Esa bóveda llena, eran los ahorros que el familiar del Pato Donald había logrado durante toda su vida.

Seguramente esos mismos mayores de 30 ahorran en instrumentos bancarios tradicionales, y no piensan en el ahorro “bajo el colchón”. ¿Pero efectivamente saben por qué no es recomendable hacerlo?

¿Por qué no es recomendable ahorrar bajo el colchón?

Desde Alfredo Cruz y Cía, comentan que existen diversas razones para evitar ahorrar fuera del sistema tradicional. El primer “contra” que indican desde la oficina de asesorías financieras y previsionales es el riesgo que conlleva tener dinero en efectivo.

“Guardar nuestros ahorros en casa implica asumir un riesgo innecesario en caso de robos o incendios. En el fondo, recae en cada persona hacer custodia de sus ahorros y no contaría con el respaldo o la seguridad que les exigen a las instituciones financieras reguladas”.

Además agregan que hay instrumentos de ahorro que hacen crecer lo acumulado, como el Ahorro Previsional Voluntario, el cual a través de beneficios tributarios se puede recibir hasta un 15% de dichos ahorros.

Por otra parte, economista de la Universidad de Santiago Felipe Gutierrez considera que este tipo de ahorro no genera ningún tipo de beneficio, “ya que el valor del dinero guardado no te permite comprar lo mismo que antes, debido a la inflación”.

La devaluación del efectivo

El dinero “bajo el colchón” se desvaloriza desde el minuto que disponemos de éste. Inflación, crisis financieras y ajustes de tipo de cambio en caso de exportaciones son algunos de los factores que influyen en la devaluación del dinero en efectivo.

A estos factores el economista agrega algunos otros:

  • Emisión de dinero por medio del Banco Central (exceso de circulante sin respaldo de reservas internacionales)

  • Aumento de la demanda de divisas (por el aumento de las importaciones)

  • Fuga de Capitales

  • Aumento de la tasa de interés en el extranjero

¿Es posible asegurar que los ahorros no disminuyan?

Tal como lo vimos anteriormente, ahorrando “bajo el colchón”, si bien el total del monto no disminuirá, sí lo hará su valor, por lo cual lo recomendable tanto por el economista como por Alfredo Cruz es hacerlo en el sistema tradicional.

“Se recomienda ver productos de ahorro que estén asociados al IPC, por ejemplo depósitos que estén en UF ya que si varia el precio de este, el ahorro subirá junto con la inflación”, cierra Gutierrez.

Desde la consultora aseguran que “ningún instrumento puede garantizar una rentabilidad en particular, incluso en caso de la renta fija, hemos visto como el tipo de cambio puede incidir negativamente en las rentabilidades esperadas”.

Y pese a que aseguran que no hay rentabilidad garantizada, existen instrumentos de ahorro que permiten proyectar ganancias.

“Los depósitos a plazo, la inversión en fondos de AFP de renta fija o inversión en Fondos Mutuos conservadores puede permitirnos esperar una rentabilidad proyectada, aunque como dijimos, nada es seguro ya que la economía y el movimiento de los mercados depende mucho de factores sociales”, finalizan.

Comments

comments

Vea también

Cara y sello de la Reforma de Pensiones

El gobierno afirmó que seguirán las reuniones para afinar los últimos detalles de lo que ...