viernes , abril 10 2020

¿Un afiliado puede regresar al antiguo Sistema de Pensiones?

Aún existen chilenos jubilados con el Antiguo Sistema de Pensiones, quienes desistieron de cambiarse al régimen de AFP.  Actualmente existe la posibilidad de volver al sistema de reparto y aquí te explicamos sus requisitos y cómo se puede hacer.

Antes de la instauración de las AFP existía otro método para la jubilación.

Se trata del Antiguo Sistema de Pensiones, el cual hasta 1980 operaba a través de cajas de previsión social. En éste, los trabajadores cotizaban de acuerdo a la rama de la industria a la cual pertenecían sus trabajos u oficios.

Por ejemplo, existían la caja de Empleados Particulares, Bancaria de Pensiones, la de Empleados del Banco de Chile y de Ferrocarriles. También una de la Marina Mercante, Previsión de la Hípica Chilena, entre otras.

En su momento llegaron a operar 52 de estas cajas. Su misión era descontar el 20.89% del sueldo del trabajador por concepto de cotizaciones.

Para acceder a una jubilación,  las cajas exigían diversos requisitos como alcanzar una edad de jubilación. También exigían una determinado periodo de aportes previsionales y un piso mínimo de densidad de cotizaciones.

Desde la Consultora Previsional, Alfredo Cruz y Cía, explican que estos requisitos tenían como objetivo garantizar un flujo de aportes previsionales que le garantizara al sistema disponer de un capital suficiente para el pago de pensiones.

Modelo proporcionado por Alfredo Cruz y Cía. Explica cómo, a medida que las expectativas de vida incrementaban en Chile, la proporción de jóvenes que aportaban  al antiguo sistema de pensiones (reparto) para el pago de pensiones era cada vez menor. Esto, en algún momento terminaría exigiendo cada vez más financiamiento del Estado.


Los obreros se jubilaban a los 65 años, los parlamentarios con sólo 15 años de trabajo. Los empleados particulares, públicos y bancarios, podían pensionarse a los 35, 30 y 24 años de trabajo, respectivamente.

Desde la creación de las AFP han pasado 40 años y aún existen personas que reciben su pensión por medio del Antiguo Sistema de Pensiones. Estos fondos son administrados por el ex Instituto de Normalización Previsional (hoy IPS).

“A contar de enero de 1983, ningún nuevo trabajador pudo incorporarse a uno de esos regímenes que agrupaban a sus imponentes, según su actividad.

Con la entrada en vigor del régimen de pensiones actual, se inició la extinción de esos regímenes, que fueron todos fusionados. ´Primero en el INP, reemplazado en 2008 por el Instituto de Previsión Social (IPS)” nos indica el abogado experto en este tema Hugo Cifuentes.

Actualmente existen cotizantes activos del Antiguo Sistema de Pensiones y esta cifra ronda los más de 30 mil. “Los pensionados a los que se atiende por el IPS, es del orden de los 620 mil, en tanto que el régimen de capitalización individual, ya supera el millón y medio de beneficiarios”, señala Cifuentes.

Los beneficios del Antiguo Sistema de Pensiones

Hoy los antiguos regímenes generan pensiones de vejez, invalidez y sobrevivencia (viudez, orfandad, montepíos), que son financiados principalmente con recursos fiscales, ya que los imponentes activos son muy pocos.

“El régimen financiero de esas cajas era de reparto con capitales de cobertura, es decir, una forma de capitalización colectiva, pero que con los años devino en reparto simple” explica Cifuentes

Las cotizaciones que se reciben contribuyen al pago de las pensiones comprometidas, pero como ello no es suficiente por el número de imponentes, el Estado, en cumplimiento de su deber de asegurar esas pensiones, se hace cargo de asegurarlas a todos los jubilados y de los que lo harán en el futuro.

“La reforma del´80 implicó para el Estado asumir ese costo, así como el del bono de reconocimiento de todos los imponentes que se cambiaron a una AFP con ese derecho”.

Los regímenes de pensiones para las Fuerzas Armadas, Orden y Seguridad (CAPREDENA y DIPRECA), mantienen la lógica de las antiguas cajas de previsión, “claro con serias dificultades de financiamiento que lleva a que el Estado debe responder con parte importante de los recursos monetarios para su sostenibilidad” sentencia el abogado Cifuentes.

antiguo sistema de pensiones

Desafiliación: la posibilidad de volver al Antiguo Sistema de Pensiones

La ley permite que nos desafiliemos de la AFP y volvamos al Antiguo Sistema de Pensiones.

Para esto Francisca Cruz, Subgerente de Asesorías Previsionales en la consultora Alfredo Cruz y cía, nos explica que es posible cumpliendo ciertos requisitos, los cuales siempre dependerán de cada persona.

Hoy, es posible volver a la Caja de Empleados Particulares, Caja de Empleados Públicos o Caja Bancaria de Pensiones, por nombrar algunas.

«Esto supone que la persona debe analizar la conveniencia de hacerlo, porque no en todos los casos se puede obtener una mejor pensión que en una AFP” señala Cruz.

Cada una de las ex Cajas del IPS exigían sus propios requisitos para calcular y pagar las pensiones.

Para esto, explican los expertos, se debe hacer atendiendo a las características de cada trabajador y analizar las exigencias requeridas por cada Caja.

Cuando los afiliados se incorporaron al sistema privado, el Estado les reconoció a cada trabajador las imposiciones efectuadas a esas cajas, a través de un instrumento valorizado denominado Bono de Reconocimiento.

Este se haría efectivo en dinero al momento de pensionarse o fallecer. Además, cada persona tiene un mecanismo de cálculo para determinar su monto.  El procedimiento se denomina Alternativa de Cálculo del Bono de Reconocimiento.

La experta de Alfredo Cruz y cía señala que para saber si usted puede desafiliarse, debe solicitar en su AFP el documento “Antecedente de Bono de Reconocimiento” en donde se informa la alternativa de cálculo.

Requisitos para la desafiliación

Según informa la Superintendencia de Pensiones, las personas que pueden volver al Antiguo Sistema de Pensiones son las que hayan sido imponentes de instituciones de previsión del antiguo sistema de pensiones (reparto) y no tengan derecho al bono de reconocimiento.

Aquellos que, teniendo derecho a bono de reconocimiento sólo por cotizaciones enteradas en alguna institución de previsión en el período comprendido entre el 1º de julio de 1979 y la fecha de opción por el nuevo sistema previsional, tengan a lo menos 60 meses de cotizaciones anteriores a julio de 1979.

Es importante tener en cuenta que si la persona tenía alguna de estas dos situaciones, pero ya se pensionó por el sistema de AFP, no puede hacer la solicitud.

El Bono de Reconocimiento se hace exigible una vez que el imponente se pensiona y cumple la edad legal para esto; por lo tanto, que una persona no lo esté recibiendo actualmente (porque no se ha pensionado, o se ha pensionado por vejez anticipada), no quiere decir que no tenga derecho.

¿Puede ser una alternativa volver al Antiguo Sistema de Pensiones?

Para Francisca Cruz “los requisitos para pensionarse en el antiguo sistema y algunos beneficios adicionales que las diferentes Cajas de previsión ofrecen, son más atractivos que los otorgados actualmente por las AFP, que solo ofrecen pensiones bajas y algunos beneficios como la cuota mortuoria y los del Pilar Solidario”

Según su visión, una combinación de cotizar en los niveles del 20% de la remuneración imponible, invertir con rentabilidades atractivas en una AFP o ente similar y calcular el monto de las pensiones con los criterios del IPS, podría ser una alternativa interesante que habría que analizar.

Para Cifuentes, “Chile optó voluntaria y/o inducidamente (según se mire) por el régimen de capitalización individual, que hoy se está en proceso de modificación, lo que es tan demandado como necesario, dado el nivel de las pensiones.

Los regímenes “antiguos”, según su visión, más precisamente, originales o primeros en Chile, sufrían de fuertes cuestionamientos que desde fines de los años cincuenta del siglo pasado reclamaban correcciones y requerían cambios.

Agrega que toda modificación estructural y o de los parámetros de los regímenes de pensiones, requiere de importantes consensos democráticos, porque afectan a derechos básicos de las personas y a la economía nacional, por ello que las reformas deben ser adecuadamente consensuadas.

“Dada el historial de nuestro sistema de pensiones, las propuestas en discusión en este tiempo apuntan a un sistema mixto que incluya intervención del Estado en la gestión del sistema contributivo, los empleadores también aporten a un fondo solidario que se organice financieramente con forme a reglas de reparto.

Es posible la convivencia entre reparto y capitalización, existe experiencia comparada al respecto” finaliza Cifuentes.

Comments

comments

Vea también

¿Sabes qué mide la Tabla de Factores de Isapre?

A partir del 1 de abril de 2020 comenzará a regir una nueva Tabla de …