miércoles , agosto 3 2022

Descubre más sobre los trabajos temporales en Chile

Según el estudio “Perspectivas del Empleo 2017”, realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la proporción de trabajos temporales en Chile llegó al 29,1% en 2015, situándolo como líder entre los países de la Organización.

Debemos señalar que estos trabajadores temporales gozan de los mismos derechos, en cuanto a salud y AFP, que los de jornada completa. Sin embargo, tienen un tope proporcional de gratificaciones y la base de cálculo para la indemnización legal se determinará de más de una forma.

Motivos de este auge

La principal ventaja de los contratos temporales es la de poder incorporar profesionales para trabajar por determinados periodos de tiempo: remplazos, ayudas para la realización de un proyecto, reducción de la carga laboral en periodos concretos como Navidad, fiestas patrias o verano, o para agilizar procesos financieros, tales como operaciones de renta o de cierre anual.

Este gran aumento se debe principalmente al menor crecimiento económico, que ha reducido las contrataciones directas de las empresas. Básicamente, estas no quieren arriesgarse y prefieren reducir riesgos y costos externalizando ciertas tareas y servicios a terceros, lo que comúnmente se denomina como “outsourcing”.

Si bien es cierto que cualquier empresa puede subcontratar, este fenómeno se da principalmente en el retail, sector servicios, finanzas, contabilidad, tecnología, atención al público y control de gestión. Dentro de estos encontramos dos subsectores:

  • En primer lugar, aquellos que desean ahorrar costos de procesos administrativos y soporte, y que generalmente subcontratan servicios básicos, como aseo, seguridad y administración.
  • En segundo lugar, aquellos que delegan funciones secundarias de su cadena de valor, para así poder focalizarse en sus competencias centrales, y son las orientadas a procesos productivos de logística, comerciales, promotores o vendedores.

Aspectos positivos de la temporalidad

Inés Rodríguez, gerente de la División Ingeniería y Tecnología de Robert Half Chile, líder mundial en reclutamiento y selección, explica cómo las empresas se han beneficiado de esta nueva tendencia al reducir los riesgos, disminuir los costos fijos y compatibilizar todo el proceso.

“Los empleadores se fijan básicamente en la capacidad de los trabajadores para solucionar el problema específico para el que fueron contratados. Eso ha hecho que los criterios de evaluación sean también más simples y directos”, añade.

Para ella, aparte de lo que se podría pensar, el trabajo temporal no es solo ventajoso para las compañías, sino que los candidatos pueden tener experiencias muy provechosas. De hecho, muchas veces estos prefieren este tipo de trabajos, ya que les permite ganar experiencia en diferentes rubros, mantenerse activos en el mercado y poder obtener una mayor flexibilidad.

Según la experiencia de la consultora, casi un 70% de los candidatos que llegan a un empleo de forma temporal terminan quedándose en la empresa con contrato indefinido. “Es muy importante que los candidatos muestren su valor en un plazo corto plazo de tiempo, para que, de ese modo, sean contratados de manera permanente”, cuenta.

El lado oscuro de la externalización

Según el “Estudio Penta Research 2014”, la principal razón de la subcontratación es evitar el reclutamiento de personas fijas, con el objetivo de reducir el equipo de trabajo, evitar los laboriosos procesos de búsqueda, reclutamiento y capacitación de personal y, algunas veces, tratando de aumentar la eficiencia del negocio.

El estudio expone cómo el 70% de los clientes que externalizan los procesos deben enfrentarse a problemas derivados de la alta rotación de trabajadores, personal de recursos humanos mal cualificado, ausentismo e incumplimiento de servicios y estándares operacionales.

A eso se debe sumar la preocupación de controlar siempre el que las empresas proveedoras cumplan con todas las leyes sociales y que los servicios prestados estén bajo los estándares de operación estipulados, para así no incurrir en incumplimientos.

En lo referente a los postulantes, la principal desventaja será la falta de seguridad e inestabilidad económica que generan este tipo de empleos. Además, deberán atenerse a las condiciones impuestas, tales como el ejercer sin contrato cotizando a través de boletas, no poder optar ni a vacaciones pagadas, ni a utilidades o seguros de desempleos, y tener que trabajar bajo mayor estrés y presión, al tratarse de épocas de mayor movimiento.

Comments

comments

Vea también

induccion corporativa

5 claves para una inducción corporativa exitosa

Entendemos por inducción corporativa al procedimiento por el cual se presenta la empresa a los …